“Agents of S. H. I. E. L. D., season 4”, a su propio ritmo

Muchas veces nos han dicho que la primera imagen es la que cuenta, y eso es totalmente es cierto. Debido a la primera impresión nos dejamos llevar por ciertos prejuicios, tanto buenos como malos, sobre algo que nos dan una idea de lo que es, cómo es, etc. Obviamente pasa cuando se conoce a la gente, y es muy difícil trata de cambiar esa percepción después de la primera impresión. Digamos que pasa lo mismo con las series, a veces dejándonos llevar por las primeras impresiones, sin darle una oportunidad de que se recupere. Eso es lo que pasa con “Agents of S. H. I. E. L. D.” Poca gente la pela, pero ya en su cuarta temporada demuestra que es de los mejores entretenimientos de la televisión

La serie, en esta temporada que acaba de terminar, abarca tres arcos argumentales. El primero de ellos introduce al Ghost Rider, aquél personaje que en su momento Nicolas Cage llevó dos veces al cine. Luego sigue la parte de LMD y finalmente llamada “Agents of HYDRA”, donde entraban a un mundo virtual alterno a la realidad. Si bien están esos tres arcos están muy bien diferenciados, afortunadamente los escritores supieron darles un hilo conductor que los uniera y que tuvieran congruencia. Porque en el último capítulos todos esos arcos se entrelazan y queda evidente la inteligencia para construirlos.

Esta serie que ha sido ninguneada por muchos fans de Marvel, como si fuera algo malo simplemente porque empezó mal y porque no llevan a ningún personaje de las películas. Claro que a todos nos gustaría ver un cameo de un personaje del cine o que estuvieran más conectados, que sus situaciones tuvieran trascendencia también en las películas, pero también se ha visto que para ser una buena serie no es necesario eso. De hecho, “Agents of S. H. I. E. L. D.” ya está muy bien asentada, siguiendo líneas argumentales propias sin necesidad de tomar las sobras de las películas, como en sus primeras dos temporadas. Esa identidad propia se hace más evidente y, por lo tanto, más natural.

La serie es muy entretenida. Si bien no salen de las mismas fórmulas de un grupo de héroes tratando de salvar al mundo de villanos malucos, vemos situaciones muy bien realizadas con algún propósito más allá del de divertir. Una mejor que otra, pero las líneas de algunos personajes como Fitz, Daisy o Coulson son interesantes, y las dinámicas entre ellos hacen que se exploren más temas, sobre todo en un ámbito de relaciones personales. Eso, aunado a que cada capítulo mantiene un ritmo constante, genera mucho interés. Es, por tanto, una producción muy divertida.

Así que en conclusión, la cuarta temporada de “Agents of S. H. I. E. L. D.” ha demostrado que esta serie es una de las mejores de su género, quizá una de las mejores de aventuras. Es divertida y entretenida, y en todo momento te la pasas muy bien. Ojalá mantengan el nivel en la nueva temporada y por lo menos muestren más referencias a las películas. Hay que darles una oportunidad para verlos. Muy poca gente lo hace y de lo que se pierden, porque sin duda es una muy buena producción que tenemos al alcance.

Leave a Reply

Your email address will not be published.