“Ajin: Semi-Humano”, para la vista y nada más

By April 27, 2016 Críticas No Comments

ajin 1

No es la primera vez que menciono que la animación, sea cual sea su estilo, está muy infravalorada tanto por el público como por los mismos creadores audiovisuales. Se suele pensar que sólo es para niños, dadas las estadísticas que las taquillas en cine y los ratings en televisión obtienen de una obra pensada en los más pequeños, y por lo tanto no son tan serios. Todo lo contrario, pues la animación es un formato más con los que un cineasta puede utilizar para contar su historia, así como un pintor puede escoger de entre el óleo o la acuarela. A todo esto es por la serie que nos ocupa, una serie para un público joven adulto, un nicho poco abarcado. Pero a pesar que la primera temporada de “Ajin: Semi-Humano” (Ajin) tenga una técnica impecable, sufre para aterrizar la historia dentro de una estructura funcional.

“Ajin…” se sitúa en un mundo donde co-existen los humanos y una especia llamada Ajin, a estas alturas todavía no se sabe si son extraterrestres, dioses, una evolución o qué. El caso es que este grupo es incapaz de morir, pues si lo hacen reviven casi al instante todas las veces que eso sucede. El pretexto para empezar a contar una historia a partir de esta descripción es el descubrimiento de Kei Nagai, un muchacho de secundaria, como Ajin, siendo buscado por la policía de Japón por su condición que es mal visto en la “sociedad”. La premisa suena interesante y. de tantos posibles caminos con los que la serie puede desarrollar, el director Hiroyuki Seshita toma una decisión bien intencionada, pero poco afortunada.

Estructuralmente, la serie es un caos. No hay manera de agarrarle cariño. A lo mejor cuidan más la manufactura técnica, que ya hablaremos más adelante, en vez de lo esencial: los personajes. El guión debe desarrollar a los personajes de la mejor manera, y más si son protagonistas. A estos se les debe de dotar de carisma, y eso es algo que no logran con el Kei Nagai, un tipo pasivo, soberbio y engreído, además de tonto. Mejor suerte tiene Satou, el villano de la temporada, y sólo porque muestra más claramente sus objetivos, además de tener las mejores secuencias. Al que sí de plano lo mandaron con las reservas fue a Kaito, un tipo que después de ser desechado de la manera más incongruente ya no vuelve a parecer. Raro si contábamos con que era uno de los personajes principales, o eso parecía.

ajin 3

La serie, entonces, deja tramas inconclusas. No terminan con una cuando ya se ponen con otra. La policía de Japón perseguía a Kei, pero al aparecer Satou, todos los focos, tanto de la policía como de la narrativa, se enfocaron en él y su trama. Kei se fue a un despoblado y ahí esperó hasta el último capítulo. Y luego aparece otro personaje que no venía mucho al caso y que en importancia rivaliza con Kaito, pero de igual manera muy mal desarrollado. Por ende, la primera temporada no tiene un final aparente, porque hay muchas tramas inconclusas. Quizá para otra temporada pudieran tener cabida ciertas explicaciones, pero es algo inadecuado, pues no respetan la estructura dramática que debería tener.

Eso sí, es una de las mejores series animadas visualmente. No, bueno. Desde la animación de personajes, con un claro sentido de realismo, pasando por la paleta de color, los encuadres y los efectos visuales. Es más, mucho ayuda que había muy buenas ideas narrativas. Como la escena del edificio caído o el rescate de Kei. Si son impresionantes se debe mucho a la narración visual. Secuencias que, con una idea más clara sobre lo que querían contar, serían parte de una gran obra audiovisual. Sin embargo, no es el caso.

“Ajin: Semi-Humano” es una serie con una idea muy interesante y hasta atractiva. Habla sobre la sociedad, el miedo, el control y la dominación. Creo que eso se entiende. Pero es una serie con un desarrollo argumental muy malo, y eso es algo que se nota con las tramas mal cerradas, los personajes mal desarrollados y una estructura desordenada. Es una lástima, porque la gran animación empleada no puede soportar por sí sola. Necesitaba de un buen funcionamiento argumental, pero quedó mucho a deber.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.