“Alien Covenant”, el terror seguro

No deja de ser extraño que después de mucho tiempo los creadores originales de alguna saga recuperan a sus personajes o a sus historias de las manos de otros tipos para resucitar el éxito. Algunos lo pueden sentir como una forma de regreso asegurado, de poner las cosas en su lugar después de haber manoseado tanto. Un caso puede ser el de James Cameron con la saga de Terminator que, después de varias películas fallidas, pretende volver a controlarla. También es el caso que ahora nos compete, de la saga Alien. Con “Alien Covenant Ridley Scott se acerca mucho al tono de la original, pero sin nada fresco que ofrecer.

La historia es muy sencilla, es una tripulación de una nave colonizadora llamada Covenant que parece encontrar un planeta muy bueno para conquistar, pero que en realidad es un peligro inminente para todos que tendrán que escapar. Veía los tráilers y ya lo olía. Básicamente la premisa repite la de la original de 1979, sólo que esta tiene una producción más elaborada y con más oportunidad de extender la ambientación, pero en esencia es lo mismo, lo mismo, lo mismo. Es la misma fórmula, ya no sólo de la saga, sino del cine de terror aventurero: gente que se mete a lugares desconocidos, pero lo único que encuentran es el peligro. Aquí es lo mismo de siempre, mismas situaciones, mismos problemas y mismas soluciones. Se mueren los menos importantes y se salvan los héroes que deben salvarse, porque algunos grises se mueren.

Ridley Scott hace un trabajo correcto, en el sentido de ambientar en el tono correcto la historia. Él no hace los guiones, pero mucho tiene que ver en lo que se cuenta. Entonces, si bien hace un trabajo correcto en lo que le corresponde, deja pasar ciertas cosas de guión que caen en lo incongruente y hasta en lo ridículo. Son cosas, detalles muy jalados que empañan un poco la percepción de la película. Se siente una película en tono, en ritmo.. ahí viene el peligro, todo eso muy bien. Pero luego te preguntas el porqué de muchas cosas. ¿Si hay muchos científicos, no deberían estar seguros de que no hay peligros antes de salir? Hablamos de personas al fin y al cabo y ciertas reacciones de los personajes son un tanto congruentes. O sea, si sale el monstruo, pues uno corre. ¿Pero un científico no debería ser más precavido?

Son detalles que también uno encuentra y que para otra parte del público no le va a importar. Es más, probablemente ni lo piensen. Pero son cosas que sin duda la hacen bajar rayitas a su calidad. Por lo demás, y exceptuando el guión que sigue una fórmula ya muy repetida y segura del género, hay momentos buenos. La foto está muy bien y la música también. Vemos una película que reúne muchos elementos que te sumergen adecuadamente en el género.

En resumen, “Alien Covenant” es una película entretenida y técnicamente bien hecha. Si tú esperas una película decente y que te divierta para que te la pases bien en el cine, esta es una opción. Pero dado el nivel de quien lo firma, y dado que ha hecho esta misma película (en esencia) hace casi 40 años, uno debería de ponerse más exigente. La película no es creativa ni original. Sigue la misma fórmula de siempre. Sabemos en qué se va a acabar y eso, quieran o no, es un poco frustrante. Sin duda, este tipo de películas se quedan en el olvido, independientemente si se la hayan pasado bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published.