“Animales Nocturnos”, venganza extraña

By December 30, 2016 Críticas No Comments

animales-nocturnos-1

Unos pueden ser más creativos que otros. Creo que es algo que se trabaja constante y cuando no se practica uno puede caer en lagunas. Como cuando un futbolista vuelve a los juegos, pero se observa su falta de ritmo. Por supuesto, una de las características de la creatividad es el hecho de hacer las cosas diferentes, y en el caso del cine se trata de narrar cosas diferentes y de forma diferente. Cuando se trata de una propuesta artística irrefutable, está más que claro las intenciones del autor. “Animales Nocturnos” (Nocturnal Animals) es una película que trata de contar una historia extraña desde un punto de vista muy congruente.

¿Por qué extraña? Extraño es algo poco familiar, pero con elementos identificables. Por ejemplo, es extraño comer gratis, pero todo mundo puede reconocer la acción de comer. La segunda película de Tom Ford tiene algo de eso. Va de una mujer de clase alta cuando recibe la nueva novela de su ex-marido, una novela sobre un crimen trágico que le llega mucho a ella. De alguna forma, la mujer sufre con esta novela, como si se tratara de una venganza por parte de su ex-marido. Por lo menos eso fue lo que interpreté de esta película, una obra muy apasionante y creativa sobre la venganza.

Pero lo extraño radica en cómo Tom Ford expone el tema. El personaje de Amy Adams es tormentada por una novela. Esa obra literaria se convierte en un arma que usa su ex-marido interpretado por Jake Gyllenhaal, algo discreto, pero contundente. A su vez, la novela es imaginada e inevitablemente forma parte de la vida de ella. ¿Gyllenhaal haciendo el personaje ficticio? Una intención clara de la interpretación de la película. Ese detalle hace que Susan se lo tome personal, interpretando las emociones de su ex-marido con ella y su hija.

De esta forma algo enredada, Tom Ford sitúa el tema de forma creativa. Para él pudo haber sido muy fácil contar una historia de venganza convencional, pero afortunadamente nos ofrece un espectáculo diferente, que también nos pone a prueba a nosotros, el público, colocando las piezas para que las situemos en donde corresponda. Esa interacción con el público hace que sea de tres dimensiones, no plana, sumergiéndonos y haciéndonos parte de la obra. El guión es extraordinario en ese sentido, y Ford hace un excelente trabajo manteniéndonos en ritmo en todo momento

Además, las actuaciones son muy buenas, Amy Adams está muy bien, Jake Gyllenhaal haciendo doble papel, y los demás secundarios también están excelentes. Quizá no sea la gran película, porque de alguna forma se puede ver como un argumento que pudo haber sido tratado con menos complicaciones. Vamos de aquí para allá y la conclusión no es tan fuerte como cabría esperar. Sin embargo, no hay duda que estamos ante una película que técnicamente, por lo menos, merece ser disfrutada.

En conclusión, “Animales Nocturnos” es una película soberbia, elegante y arriesgada. Es lo que uno siempre espera de películas con un propósito que trascienda el arte. Su tema es ya lo hemos visto en varias películas y con muchos retratos, pero esta es destacada gracias a la forma en la que está contada. No es convencional, y a lo mejor a algunos eso les podrá alejar o no les parecerá atractivo, pero sí resulta ser muy entretenido. Sin duda, es una de las películas más arriesgadas que se han hecho en el hecho y mejor ha funcionado.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.