“Avengers: Infinity War”, el súper espectáculo

By April 29, 2018 Críticas No Comments

Con el paso de los años, hemos sido testigos de varias películas que se convierten en todo un evento. Películas esperadísimas, muchas de ellas pertenecientes a grandes franquicias, que levantan demasiada expectación en el público. Cuando funcionan, cuando su calidad es incuestionable, siempre triunfan, pero cuando no logran ser un buena película caen estrepitosamente. Por eso luego son películas muy cuidadas, revisadas hasta el mínimo detalle, y por eso también son repetitivas, sin apenas arriesgar algo. Al final las fórmulas desgastan, y el público pide más cosas novedosas. ¿Pero cuál es ese punto entre arriesgar poco o arriesgar mucho? Si no arriesgas tienes cosas como “El Despertar de la Fuerza”, y si arriesgas mucho tienes cosas como “El último Jedi”, pareciera que al final los fans nunca salen contentos. Quizá la clave se puede encontrar en la nueva película de Los Vengadores que se acaba de estrenar, pues “Avengers: Infinity War” es todo un espectáculo que equilibra los elementos que un fan conservador y un fan liberal esperan.

La película va de Thanos (y los Avengers, pero más de Thanos) quien inexplicablemente siente la necesidad de acelerar su búsqueda de las piedras del infinito, por lo que las buscará por toda la galaxia para eliminar la mitad del universo y de esta forma, según él, mantener un equilibrio para sustentar la vida. Obviamente, es una amenaza muy grande para los que no concuerdan con él (o sea, todos los Avengers), por lo que unirán fuerzas para detenerlo. Como todas estas películas, básicamente es el bien contra el mal, sólo que afortunadamente no se quedan con la simpleza del bien y la simpleza del mal. Digo, sí es simple o por lo menos la trama no es complicada, pero al ser Thanos el principal personaje se le ha dado más tiempo para explicar sus motivos, los cuales son congruentes con sus acciones. Y como los Avengers ya sabemos que buscan el bien y salvar el universo, pues solamente están ahí para hacerle frente a Thanos.

¿Entonces el guión es malo? No sé, habría que puntualizar ciertas cosas. Thanos, al ser el personaje más importante sin ser presentado anteriormente como se merece en las anteriores películas, requirió de tiempo y espacio para entender sus acciones. Eso nos ayuda a estar frente a una trama decente. Pero los demás personajes, y esto es todos los superhéroes, básicamente están al servicio de poner pechito y jugar a las luchitas. De hecho, y más allá de salvar el universo, los superhéroes no tienen arcos argumentales trascendentes. Por ejemplo, Black Panther está muy desaprovechado, apenas unos minutos de luchitas y ya. Spider-man también creo que sale perdiendo, él ve que hay problemas y se lanza a la aventura… y ya, no es trascendente. Es que son tantos personajes que la verdad no tienen tiempo para profundizar algo y muchos acaban por decir presente y se acabó.

Pero eso sí, a pesar de muchos personajes que tenemos que asimilar, la película es entretenida de principio a fin. Por ahí todo iba muy bien, pero yo no sé si era por la hora o porque he estado trabajando varios días durmiendo tarde y despertándome temprano que sentí cierta pesadez en momentos concretos de la película, sin que eso me quitara las ganas de seguir interesado. De alguna manera, sentí que varias secuencias pudieron están mejor realizadas para mantener un excelso espectáculo, pero repito, quizá soy yo. A lo mejor la tendría que ver otra vez, más descansado y relajado para apreciarla de otra forma. Lo que me queda claro es que es un súper espectáculo, capaz de equilibrar muchas cosas y salir airosos. Hay comedia, marca de la casa, pero también buena dosis de drama bien justificada y que de alguna manera cae en los riesgos tomados que funcionan.

Técnicamente impecable, aunque por ahí rozan la línea del exceso. Tantos personajes y tanta lucha de pronto aturde con explosiones, choques, rayos, ilusiones temporales, planetas destruyéndose, soles, pistolazos, hologramas y chasquidos… pero está bien; digo, tantas cosas y la verdad es que para ser perfectos era casi esperar un milagro. La música bien, la foto cotorra, los personajes bien en sus ambientes, interesantes secuencias de acción, en general técnicamente muy bien. Por supuesto, ir a ver una película sólo por eso es ser idiota (y créanme que hay muchos así), pero por supuesto que esos elementos ayudan a vestir de una mejor manera un espectáculo que promete divertir al 100%.

Así que sin más, “Avengers: Infinity War” es el ejemplo de blockbuster que dejará contentos a los fans. Para el fan conservador tiene que no traiciona a los personajes ya vistos y clásicos. Está el humor de los Guardianes, Iron Man sigue siendo el chavo ruco cool, Spider-Man sigue estando medio güey, Capitán América siendo el Señor Capitán y así con muchos más. Pero para el fan que quiere cosas nuevas también la película sorprende, especialmente en los momentos dramáticos. En ese sentido la película ofrece sensaciones poco vistas en esta clase de películas. Sin duda, esta cinta gustará, es muy entretenida y alegrará a los fans. Pero hablando desde un punto de vista puramente cinematográfico, pues esa falta de profundidad y exceso de personajes hacen que no sea perfecta.

Más del Especial Marvel en Watsamara:

Cine

TV

Leave a Reply

Your email address will not be published.