“Barry Seal: Sólo en América”, peligro divertido

By September 24, 2017 Críticas No Comments

Tom Cruise es de esos actores que a estas alturas dan flojera. Y no porque sea malo o sus películas sean malas, sino porque pareciera que siempre hace lo mismo. La película de Tom Cruise, es esa donde tiene que haber acción, chicas jóvenes y una misión que Tom Cruise tiene que resolver. A veces la ambientación puede ser espacial y futurista como en “Oblivion: El Tiempo del Olvido” (Oblivion, Joseph Kosinski, 2013) o más aterrizada en el mundo real como en “Jack Reacher” (Christopher McQuarrie, 2012), pero siempre mantienen esa fórmula y uno siempre se queda con eso, porque suelen ser películas superficiales para el entretenimiento, donde lo más importante es Tom Cruise salvando al mundo. “Barry Seal: Sólo en América” (American Made) no se despega mucho de esa fórmula, pero sí resulta en algo que vale la pena.

La película va de Tom Cruise Piloto que al estar aburrido de su trabajo se ve envuelto en una operación de la CIA en Nicaragua y en toda esa zona centroamericana hasta Colombia para evitar que el comunismo se propague, pero el tráfico de drogas y otras cosas harán que esa operación se salga de control salpicando hasta llegar al escándalo del Irán-Contra. A pesar de que narra cosas verídicas o que por lo menos se basa en ellas, aún así importantes, la película se mantiene en una línea superficial. Y no porque no puedan profundizar más, sino porque no quieren pues la propuesta es otra. No es como otras películas que sí quieren profundizar en el tema, pero no saben cómo y terminan regándola. Aquí se nota que la propuesta siempre fue más coqueta con el tema y su representación, enfocándose en el lado aventurero y divertido de las situaciones.

El guión se limita a dar salida a la historia, pero es en la dirección de Doug Liman, en las actuaciones, en la fotografía y en la edición donde se traduce la propuesta de la película. En todo momento está el tono satírico y hasta burlón de la situación. Cómo algo no tan relevante en apariencia acaba siendo una gran operación de la CIA y un eventual escándalo en Estados Unidos. Y es ahí donde está lo importante de esta película. Es a través del tono y su narrativa que vemos el grado de importancia que ojos inteligentes concluyen de ese episodio de la historia ochentera. Porque pareciera que todo es importante y serio, pero no se trata más que de tipos con ansias de poder, dinero y drogas, y como tal ¿por qué no hacerlos algo torpes y reírnos de sus acciones y decisiones? Yo lo entiendo así y por eso la película vale mucho la pena.

Así que en resumen, “Barry Seal: Sólo en América” es una película divertida y muy entretenida. Todo un espectáculo que sin ser espectacular en términos audiovisuales, mantiene lo más importante que es el divertimento del público. En su tono satírico y bufón encontramos realmente el discurso de la película. No es necesario ser profundos ni respirar hondo para llegar a ser muy reflexivos, y la película lo entiende muy bien, por lo que a manera de farsa representa un suceso histórico y le da un contexto más orgánico y honesto. No deja de ser una película de Tom Cruise, pero es una muy buena.

Leave a Reply

Your email address will not be published.