“Batman: The Killing Joke”, una batidecepción

batman the killing joke 1

En el apartado de la animación, Batman ha aparecido en muchas películas, casi todas lanzadas directo a video. Desde aquella salida de la serie de animación de los 90, “Batman: La Máscara del Fantasma” (Batman: Mask of the Phantasm, Bruce Timm y Eric Radomsky, 1993), el superhéroe de Ciudad Gótica ha tenido sus aventuras con regularidad, aunque con diferentes continuidades. Es decir, lo que hace especial a las películas animadas de Batman es que cada una tiene su propio estilo y tono, donde cada realizador tiene libertad a la hora de imprimir su sello. Todo esto se debe a que se acaba de estrenar una nueva película, quizá la más esperada de todas pues está basada en una de las tramas de los cómics más celebradas en la historia del hombre murciélago. Sin embargo, “Batman: The Killing Joke” no es esa joyita que se esperaba, pues su deficiente estructura la hace lucir completamente irregular en todos los sentidos.

No soy persona de cómics, y sólo sé de algunos cuando logran traspasar su nicho por sus grandes cualidades. De “The Killing Joke” sabía que supone el acercamiento más profundo al personaje del Guasón, donde repasa su origen y los motivos de su comportamiento criminal. De hecho, ese cómic sirvió como inspiración para la interpretación de Heath Ledger en “Batman: El Caballero de la Noche” (The Dark Knight, Christopher Nolan, 2008). Pero más allá de eso, en realidad no conocía parte de su trama, así que al ver la película suponía que la iba a conocer y darme cuenta de todos sus grandes elementos. No sé si es por una mala adaptación, pero esta cinta animada dirigida por Sam Liu no tiene esas grandes cosas que esperaba.

Lamentablemente, la película que dura poco más de 70 minutos tiene un prólogo demasiado extenso. Digo prólogo porque la trama de Batgirl poco o nada tiene que ver con la parte del Guasón. Si bien ambos personajes tienen un breve encuentro muy intenso, ninguna de sus tramas parecen estar unidas, haciendo que en la breve película haya dos tramas independientes. Esta mala estructuración hace que la película se caiga irremediablemente, y es que la trama de Batgirl no tiene fuerza y es alargada brutalmente. En realidad no llega a una conclusión que justifique todo el tiempo que estuvimos viéndola. Eso hizo que la trama del Guasón se viera pequeña. Si bien es más interesante, por su corto tiempo no logra profundizar adecuadamente, simplificando las acciones tanto de Batman como del propio Guasón.

A eso hay que agregar que técnicamente es un paso atrás. Por lo que he visto, el arte del cómic es una gran proeza y, sin embargo, la película simplifica mucho su técnica de animación, recordando mucho el estilo artístico de los años 90. A estas alturas, cuando el CGI es el rey de las técnicas de animación, el 2D se ha mantenido fuerte por su extremado énfasis en el uso adecuado y vistoso de su diseño de arte, con una paleta de colores profundamente adecuada para el ambiente y los detalles puestos con mucha fidelidad a la realidad. En esta película, parece que el presupuesto no alcanzó para llegar a buenos niveles, siendo muy mediocre en ese apartado.

Así que en conclusión, “Batman: The Killing Joke” es una película muy decepcionante puesto que esperaba mucho más de ella. Eso es gracias a que como obra cinematográfica no contiene los elementos necesarios que en conjunto hagan funcionar la narración de una forma adecuada. La película tiene un ritmo ríspido debido a la mala estructuración de la trama. Grave error de alargar la parte de Batgirl, que no tiene mucha profundidad, y acortar la parte del Guasón, que si tenía profundidad con esto la hicieron más simple. Muchas cosas forzadas como el tono, a veces infantil y a veces muy serio sin mucha justificación, hacen que la película sea una notable decepción.

estrella mala

Leave a Reply

Your email address will not be published.