“Big Little Lies”, competencia de egos

By April 10, 2017 Críticas No Comments

Creo que la vida como la conocemos se trata de una competencia. Competencia por hacerse notar, por vender más, por ganar prestigio, por ser siempre el mejor. Todos tenemos ego y se nutre con la competencia, sea cual sea. Muchas películas y series han tratado el ego de diferente manera, hasta disfrazarlo de otras cosas, y todo porque es algo básico en nuestro entender. Es fácil de conectar para bien o mal, y si se lleva adecuadamente pueden ser obras que ayuden a controlar el ego. Y de eso trata “Big Little Lies”, la miniserie de HBO, donde el drama se eleva para profundizar en los egos de las personas.

La miniserie va de tres madres, dos con familias superficialmente derechas y una joven inexperta que se ven envueltas en una lucha de egos contra otra madre de familia, pero también contra sus propios problemas internos. Es interesante porque sus problemas son graves no por el conflicto que detona la miniserie, sino por las circunstancias en las que están viviendo. Las que interpretan Nicole Kidman y Reese Witherspoon tienen crisis personales, tratando de mantener sus apariencias de madres y esposas ejemplares, y la de Shailene Woodley quien tiene que mantenerse fuerte a pesar de estar sola en una ciudad diferente.

La miniserie dirigida por Jean-Marc Vallée profundiza en todos los personajes. Gracias a que se toman el tiempo de contar la historia en casi 7 horas, esta producción logra decir muchas cosas de los personajes. Cómo es que con las amistades son de una forma y dentro de la casa son de otra forma distinta. Cuál es la verdadera personalidad de todas y cómo estas reaccionan cuando interactúan entre sí. Al final son una especie de ensayos sobre las personalidades y, sobre todo, de los egos que todo mundo tiene. Porque de ahí va un poco cuando el conflicto principal explota.

La serie está muy bien actuada y muy bien escrita y realizada. Al final estamos ante una obra con todo el rigor del mundo que garantiza una calidad muy alta. La fotografía, la edición, la música… todos están en el tono correcto. Eso da como resultado que “Big Little Lies” se convierta en una obra muy honesta sobre la personalidad de las personas y su imagen hacia el mundo. Es una miniserie que te hace pensar también sobre ti, sobre tu propio mundo. Cuando pasa eso en una obra de ficción quiere decir que vale mucho la pena.

Leave a Reply

Your email address will not be published.