“Birdman”, sobre las nuevas oportunidades

By January 20, 2015 Críticas No Comments

birdman pablo 1

Ya tenía mucho rato que les debía la crítica de “Birdman”. La vi en su momento en el cine (ya muchas personas con las que he hablado en estos días saben más o menos lo que pienso sobre la película), pero faltaba mi opinión por escrito. A mi compañero Chaires le pareció una obra maestra. No creo que sea una obra maestra, o por lo menos no a los niveles divinos en la que algunos la sitúan, pero sí pienso que estamos ante la película más creativa del año pasado. Y por supuesto, mi favorita para que gane el Oscar, aunque sé que no lo ganará.

De los Tres Amigos, Alejandro González Iñárritu era el que menos me gustaba. Especialmente porque su filmografía sólo se dedicaba a los dramas intensos y cada una más repetitiva que la anterior. Por supuesto, siempre era un cineasta a considerar, pero su última película, “Biutiful” (2010), era un rutinario ejercicio de más de lo mismo. Afortunadamente se revindica con “Birdman”, pues la vuelta de tuerca le sienta muy, pero muy bien. Y es que a diferencia de lo que muchos dicen sobre que es la historia ficticia de Michael Keaton, creo que en realidad es la historia del mismo Iñárritu y su oportunidad para salir del estancamiento creativo.

A diferencia de algunas críticas que saco al momento del estreno, aquí me permitiré entrar con más detalle en el argumento de la película. No me dejarán mentir, pero la historia sobre un artista que pone todo su empeño por sacar adelante una obra de teatro en Broadway con el propósito de limpiar su imagen para que lo consideren como un actor serio tiene muchos paralelismos con la imagen del propio Iñárritu. Y sí, nadie como Keaton para representar ese papel, pero en el contexto más personal de la película, Iñárritu nos ofrece un cambio de género cinematográfico, como si fuese una demostración de sus verdaderas capacidades como cineasta.

birdman pablo 2

A pesar de que como director de actores siempre se le ha considerado muy bueno (y lógicamente que con esta película lo sigue confirmando), a Iñárritu ya se le había tachado de aburrido. Nadie veía que pudiera ser capaz de aventarse otro género, como sí lo pueden hacer Guillermo Del Toro y, especialmente, Alfonso Cuarón.

Y lo hace muy solvente. Sin duda, es la puesta en escena más creativa del 2014. Aunque mucho tiene que ver la cámara de Emmanuel Lubezki, lo cierto es que el gran ritmo sólo lo podía otorgar Iñárritu. Es una película donde los actores sobresalen e Iñárritu es experto para sacarles partido. Eso, aunado a un despliegue técnico, insisto, muy creativo, convierte a la cinta en el mejor conjunto de los elementos cinematográficos vistos el año pasado.

El guión está muy bien llevado, y se nota que Iñárritu estuvo involucrado, pues su estructura está hecha para que la realización sea lo más práctica posible, o por lo menos que la tesis esté bien mostrada sin ningún tipo de ruido o cualquier cosa que la altere. Precisamente es la premisa la que está perfecta, pues como dije hace unos renglones, el argumento es sacado del momento de Iñarritu, por lo cual él domina la tesis sobradamente.

“Birdman” no es más que la demostración de que Alejandro González Iñárritu también sabe cantar las rancheras. La historia del personaje de Michael Keaton es tan sólo el reflejo del proceso para cambiar la imagen de Iñárritu. Como su protagonista, el director mexicano se aferró a una nueva dinámica. El resultado es una cinta extremadamente bien interpretada, bien llevada por un guión siempre en su punto y con una maestría técnica digna de los mejores en sus campos. Para dejarse llevar; “Birdman es una película concreta, pero con muchos elementos sensoriales que sólo el cine puede dar.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.