“Café Society”, el cine tranquilo

By November 19, 2016 Críticas No Comments

cafe-society-1

El otro día estaba platicando con un cinéfilo de esos que se clavan tanto con algún director o algún movimiento cinematográfico, en este caso el del Nouvelle Vague, y mientras yo le decía que para mí hay películas buenas y películas malas en cantidades semejantes independientemente de los géneros o movimientos, incluyendo el que él defendía, el cinéfilo hacía corajes porque no me podía convencer de que el cine “intelectual” europeo era mejor que cualquier cosa hecha o que se haría jamás. A lo que voy es que al analizar la película que ahora toca uno no puede dejar pasar el hecho de que está firmada por uno de los grandes directores que ha hecho escuela en el cine, pero su prestigio poco influye en mi percepción de una obra en particular. Está claro que “Café Society” no llega a ser una de las mejores de Woody Allen, pero viendo lo que tenemos actualmente en el cine es una muy digna.

La sencilla premisa, como casi siempre en el cine de Allen, narra la historia de un joven que decide trabajar en Hollywood para su poderoso tío, un representante de artistas, pero se enamora de la secretaria de su tío. Y ya. La película maneja el tono, estilo narrativo y el ritmo de cualquier película de Allen. No es algo malo porque funciona, pero tampoco es novedoso y sorprendente. Aunque claro, si uno es primerizo en el cine de Allen le puede resultar fascinante. Pero el guión, aunque resulta correcto todo el tiempo (algo normal para Allen) no potencializa algunas oportunidades que se dejaban ver y que no se explotan lo suficiente. Al final la trama queda como una anécdota, como algo pasajero que no deja alguna conclusión fuerte o algún discurso por el que Allen quisiera ahondar o defender. Es un cuento y ya.

Eso sí, la película es muy llamativa visualmente, algo que el cine de Woody Allen no se ha caracterizado mucho. Generalmente su cine es más de guión y de interpretaciones, pero acá técnicamente se ve muy bien. Obviamente influye el hecho de ser una historia de época ambientada en el Hollywood de los años 30, con todo ese glamour y elegancia que le caracterizaban. Está muy bien ambientada gracias a un trabajo integral de arte y fotografía. Hasta la música está muy bien conectada. Y también es bueno que la película sea entretenida gracias a un buen trabajo actoral. Todo eso está bien y son la principal causa de que esta película valga la pena ver. Si bien no aporta mucho en profundidad, su acabado técnico es muy correcto.

Así que en conclusión, “Café Society” no es una película innovadora, ni original ni tampoco creativa. No es una propuesta cinematográfica como tal ni un parteaguas. Probablemente quede desapercibida o amontonada en la filmografía cada vez más extensa de Woody Allen. Pero sí que es una película muy bien hecha, con un acabado técnico impecable. Es una cinta entretenida, pero que no cuenta más allá que una simple anécdota.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.