“Capitán América: Civil War”, con ganas de más

By April 30, 2016 Críticas No Comments

civil war 3

Pocas veces pasa que cuando se termina la película uno tiene la sensación de que lo visto no fue suficiente. Esto se puede deber a dos factores, uno de ellos positivo y el otro negativo. A veces es porque la película estuvo muy mal estructurada, que lejos estuvo de concluir y cerrar los arcos narrativos, eso está mal. Otras veces es porque la película estuvo tan entretenida y divertida, que el tiempo se pasa volando dando la ilusión de la falta de más contenido. Sin duda, “Capitán América: Civil War” (Captain America: Civil War) se inclina más por la segunda causa, porque es una película muy entretenida, bien desarrollada, aunque hacia el final haya circunstancias que no la hacen finalizar en la cúspide.

Ya por todos es sabido la premisa. El gobierno quiere meterse en los asuntos de los Vegadores, Iron Man está de acuerdo y el Capitán América no. En realidad eso es lo que te venden, pero en esencia, y lo cuál creo que justifica el hecho de que la película lleva el nombre del Capitán, se trata de la lucha de Steve Rogers por proteger la única parte que lo conecta a su pasado, aquél cuando estaba flaco durante la Segunda Guerra Mundial. El guión, aunque con salidas sacadas de la manga, busca en todo momento vincular esa parte. Por ejemplo, tras la muerte de Peggy, lo único que le queda a Rogers de aquellos tiempos es Bucky, su compadre. Quizá está un poquitín forzado, pero se comprende sus motivaciones de andarlo buscando para su protección y, por qué no, su redención. En esencia, de eso va la película y es algo que saben representar muy bien.

A eso hay que sumarle el conflicto con Iron Man, que lo único que hace es ponerle intensidad al asunto y, claro está, diversión aventurera. Ahora, los Hermanos Russo se las ingenian para darle el tiempo necesario a Tony Stark de poner en la mesa sus propias motivaciones. El cuate ya está agotado por tanto daño colateral y siente que debe manejar mejor la responsabilidad que su poder conlleva. El momento con la madre del joven que murió en Sokovia lo resume todo. Así que lleva su propia lucha, no le importa Bucky obviamente, no tiene ninguna conexión con él (hacia el final ya es otra cosa). Pero como el Capitán interfiere con su objetivo, pues se arma todo el despapaye.

civil war 2

Viéndolo muy de lejos, es raro que tenga sentido mucho de lo que está pasando en pantalla. Sin embargo, el hecho que Iron Man y el Capitán tengan motivaciones razonables y congruentes hacen que todo lo fantástico, por muy bizarro que pueda parecer, tengan su propia lógica. Por eso todo funciona muy bien en el Universo Marvel, porque ya todo lo tienen muy dominado, ensayado y confirmado. Los Russo hacen avanzar la película sin detenerse un instante, con un ritmo constante y un tono divertido. No es épico, unos dirán que sí, pero no. Hay muchos personajes, pero no estamos hablando de una película sobre la vida y la muerte. Esto es sobre la amistad, y la verdad es que eso suaviza cualquier idea épica que se hubiera tenido.

Lo que me gustó también fue el desarrollo de otros personajes, pero no de todos. Por ejemplo, Black Panther es genial. Ya tienen su historia de origen y ya está calibrado para su película sin necesidad de meterse de ello en sus motivaciones. De una forma integral, Black Panther encaja en el universo y se convierte en un personaje muy interesante. El otro nuevo personaje al que se le echó ganas fue a Spider-Man. Sale poco, pero sí está cagado. Mucho más carismático que sus antecesores cinematográficos. Algunos dirán que es lo mejor de la película, yo siento que no. De hecho, creo que su introducción está muy forzado y sin una conclusión, aprendizaje o lección aprendida después de su numerazo. Los demás personajes pues… eh. Ant-Man tiene un momentazo, pero no aporta mucho y así los demás.

De hecho esa disparidad de personajes bien desarrollados y mal desarrollados, hacen que hacia le final se caiga un poco la película. No puedo decir que se desmorona la película fatal ni decir que por eso es un asco, no. Pero sí hay una sensación de una mal desenlace. No sé, a lo mejor soy yo, pero el Zemo no me dio la sensación que debería emanar un supervillano. Su plan malévolo, aunque original, no me dio la fuerza necesaria como para poner en aprietos a los superhéroes. Como que gana, pero no por una directa culpabilidad. No sé, tengo sentimientos encontrados en esa parte. Lo que sí es que no me encantó y ahí es cuando esperaba un poquito más y que se acaba la película, con una sensación de insuficiencia.

De todas formas, “Capitán América: Civil War” es una película muy, pero muy entretenida. Se pasa volando. Dura como 2 horas y media, pero se pasan rápido. Eso es bueno, porque la película tiene la capacidad de mantener un ritmo que no cansa a pesar de todas las escenas de acción, muchos personajes y varias subtramas. Técnicamente impecable,aunque eso sí, no la vean en 3D, no está pensada para ese formato, se nota luego, luego. Todo muy bien, quizá sólo un poco de pega con el desarrollo de algunos personajes que solamente están nada más para pelear sin motivo y ya, y el tercer acto que, aunque original, no me termina por convencer.

estrella buena

Más del Especial Marvel en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.