“Conspiración y Poder”, la nota inconclusa

By March 27, 2016 Críticas No Comments

conspiración y poder 1

El cine sobre periodismo suele ser muy interesante porque, salvo algunas excepciones, tratan situaciones complejas de la realidad que desnudan el lado negativo de la humanidad. Es habitual ver a los periodistas como héroes (que en el mundo real también hay villanos) porque gracias a su trabajo la verdad y la justicia puede ver la luz. O así te lo venden. Pero la película que ahora nos ocupa, por lo que cuenta, no puede decantarse hacia ninguna parte. El caso es que como buena película sobre periodismo, “Conspiración y Poder” (Truth) despliega un interesante episodio real que se tensa cuando el periodismo choca contra el poder del Estado.

A diferencia de otras buenas películas de periodismo como “Todos los Hombres del Presidente” (All the President’s Men, Alan J. Pakula, 1976) o la más reciente ganadora del Oscar “En Primera Plana” (Spotlight, Tom McCarthy, 2015), esta cinta dirigida por el debutante James Vanderbilt coge una historia sin héroes aparentes. La película está basada en las memorias de la productora de noticias en CNN Mary Mapes, quien es interpretada por Cate Blanchett, cuando en las vísperas de las elecciones presidenciales de 2004 decide emitir un reportaje poniendo en duda la participación de George W. Bush en la Guerra de Vietnam. El problema es que la investigación del reportaje se realizó a la carrera sin tiempo de constatar las fuentes y los datos, haciendo que la carrera profesional de los involucrados, en especial la de Mapes, quede en entredicho.

conspiración y poder 2

El guión da en el tino de no investigar en profundidad el tema del reportaje, siendo solamente el detonante, sino de mostrar las consecuencias que eso provocó en los involucrados. Por ende, la película no señala a los héroes ni a los villanos como tal. Los personajes, la gran mayoría, son una escala de grises, incluyendo a los que están de parte del gobierno y a los que están del lado periodístico. La película entonces le otorga el heroísmo a la verdad, siendo los errores humanos los principales obstáculos para que triunfe hacia el final de la película. Sin embargo, todos los conflictos de interés, la corrupción, el poder o el dinero que son mostrados de manera equilibrada hacen que la cinta tenga esa tensión propia de esta clase de género, haciendo un entretenido relato para el público.

Hay un guión sólido y unas actuaciones sobresalientes, obviamente por un gran elenco donde también sobresale Robert Redford (habitual en este tipo de películas). Pero la película no raya la excelencia por culpa del inexperto director, que en este trabajo no le otorga la personalidad que se requiere. Es decir, la cinta está ejecutada de una forma muy rutinaria, en donde no hay ideas visuales frescas. Vanderbilt, simplemente se dedica a seguir el guión sin romperse la cabeza, copiando fórmulas narrativas y aburridas de otras películas del género periodístico. Además, toma decisiones que de pronto desestabiliza a la película, como aumentar la música cuando no era necesario, forzando un sentimentalismo que no viene al caso.

De todas formas, “Conspiración y Poder” es una película que vale la pena ver. Sobre todo por lo interesante que se cuenta. No es una película que haya una gran verdad, sino una obra que defiende la verdad sin importar quien la defienda o la maltrate. La película no se perfila para ningún lado, suficiente para dejar al público sacar sus propias conclusiones. Lástima que no sea una cinta con una propuesta más artística, pero afortunadamente eso no es tan importante para entretener al público.

 

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.