“Creed: Corazón de Campeón”, el legado en lo alto

By January 31, 2016 Críticas No Comments

creed 2

La verdad es que hasta antes de la película merecedora de este post Sylvester Stallone sólo había hecho una gran película, varias aceptables y muchas pérdidas de tiempo. De “Rocky” (John G. Avildsen, 1976) a “Rocky V” (John G. Avildsen, 1990) la franquicia que lo llevó a la fama se había desgastado, pero luego apareció “Rocky Balboa” (Sylvester Stallone, 2006) como una despedida más apropiada que su antecesora. Por eso pareció raro que hayan querido estirar todavía más la leyenda de Rocky, aunque el resultado de “Creed: Corazón de Campeón” (Creed) es de una película lograda, con la misma esencia de la serie de Rocky, pero con un aire renovado.

La sexta película dirigida hace 9 años ya por Stallone fue la despedida a la carrera de Rocky. A pesar de que el señor en ese entonces ya lucía un poco acabado y verlo en el ring resultaba extraño, se mostraba el esfuerzo por reivindicar a ese personaje icónico del cine, un héroe sin miramientos. Más que una continuación a la historia de Rocky, esta película dirigida por Ryan Coogler es una nueva mirada a ese universo boxístico. Es otra perspectiva, otra historia con la misma esencia. Por eso no es una secuela como tal. Coogler aprovecha los personajes y la ambientación de “Rocky” para crear su propia historia.

creed 3

Ahora es Adonis Johnson, el hijo de Apollo Creed, eterno rival de Rocky, quien busca comenzar su carrera en el boxeo. Hay algunas diferencias entre el origen de este y de Rocky, y la clave de la película es que ahí es donde radica el punto conflictivo. Adonis quiere boxear, pero no a costa del legado de su padre, pues eso lo sentiría como un aprovechado que no tiene talento propio (como me recuerda a cierto hijo que fuma marihuana de una leyenda boxística mexicana…). Esa partida es bien explotada por Coogler, que con discreción va avanzando correctamente la película.

De igual manera, y al ser una especie de homenaje al cine de Rocky, Coogler sabe manejar bien las cosas con el personaje de Sylvester Stallone. Lo lleva por lugares de acuerdo a su edad y a su experiencia, lugares nunca tocados por Stallone quien se siente más relajado y cómodo que nunca. El buen hacer de Coogler está basado en su experiencia como fan, algo que luego se ha visto más en los últimos años con franquicias vueltas a la vida (Jurassic World y “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” son ejemplos).

El buen cuidado y la honestidad hacen de “Creed: Corazón de Campeón” una película más que digna de la serie de la cual parte. Muy escrita, muy bien realizada y muy bien interpretada, esta película cumple con la esencia de Rocky y lo lleva a nuevas perspectivas y nuevos terrenos que aún no se habían explorado en ese asombroso universo boxístico.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.