“Crouching Tiger, Hidden Dragon: Sword of Destiny”, faltando al respeto

By February 29, 2016 Críticas No Comments

tigre y dragón 2 3

No nos debe dar miedo las secuelas. Algunas son necesarias, otras no tanto. En lo que sí estoy de acuerdo, y creo que luego no hay mucha gente que se ponga a pensar en esto, es que una buena secuela también tiene que debutar en un momento oportuno y en condiciones correctas. Es decir, hay secuelas que en seis meses aparecen después de la anterior entrega y no necesariamente es lo ideal por la cercanía de películas que no dejan un respiro , y otras veces tardan tantos años que luego la gente se olvida dejando el momento. “Crouching Tiger, Hidden Dragon: Sword of Destiny” se sitúa dentro de la segunda categoría, pues se convirtió en una película prescindible, sin frescura ni originalidad, manchando un poco el legado de la cinta original de Ang Lee.

El Tigre y el Dragón” (“Crouching Tiger, Hidden Dragon”, Ang Lee, 2000) no es una película que haya marcado un antes y un después, para nada. Algo ha perdido con el paso del tiempo después de 16 años; sin embargo, todavía se recuerdan sus poéticos momentos cinematográficos. La acción como una forma de entretenimiento que a su vez es integral a una coreografía artística con espadas, saltos y cierta violencia. Y a la vez es una historia de amor, y de honor. Temas profundos e interesantes desde un punto de vista equilibrado. Finalmente es una película que juega con la idiosincrasia de su país de origen, grande por su respeto a la esencia.

Pero qué se puede decir de esta secuela que, si bien está basada en el siguiente libro que compone la saga de “El Tigre y el Dragón”, poco tiene que ver con lo que Ang Lee propuso antes. De entrada, ¿Por qué todos hablan inglés? ¿Qué no hablan mandarín en la primera cinta? Si fuera otra película no me hubiera importado, pero estás hablando de una que tiene una conexión con otra obra. La pérdida de la continuidad afecta sobremanera al mantenimiento de la coherencia.

tigre y dragón 2 1

Yuen Woo-Ping es quien dirige esta película irrelevante. Es un tipo chino, pero no ha hecho mucha cosa, más que ser un experto en artes marciales. Pero una cosa es hacerlo y otra cosa es dirigirlo. No nada nada más se tiene que ver bien, sino tiene que comunicar algo. Ang Lee lo hacía en la película que lo dio a conocer, con esas épicas peleas decía muchas cosas sobre el honor y el amor. Woo Ping no dice nada. Pura parafernalia, y lo peor de todo es que ni orgánica es.

Claramente, todo es producto de un mal guión. Una premisa casi inexistente o sumamente débil. Es un conflicto que nunca es universal y por lo tanto, no hace una conexión con el público. A mí jamás me interesó lo que le podría pasar a una espada. ¿Era mágica o qué? ¿Valía mucho? Probablemente, pero en la película no te lo saben decir acertadamente. Si habría una conexión con la espada de forma sentimental, jamás se notó en pantalla, o por lo menos no de manera eficiente.

“Crouching Tiger, Hidden Dragon: Sword of Destiny” es ciertamente una decepción. No es una gran producción. No es épica como sí lo fue la primera parte de Ang Lee. Es un show que no resulta tan interesante y, por lo tanto, impactante para el espectador. Técnicamente no está mal, aunque tampoco es nada del otro mundo, incluso hay fallos en los efectos, pero todo eso no importa si no tienen un objetivo claro. Objetivo tanto en la parte argumental como en la parte narrativa. Definitivamente es una falta de respeto para los espectadores seguidores de la película original y para la cinta misma.

estrella mala

Leave a Reply

Your email address will not be published.