“Dark, season 1” aventura oscura

By December 4, 2017 Críticas No Comments

A estas alturas, cuando ponemos Netflix lo que primero nos saltan son las producciones originales del servicio. Pero, si uno se pone chucho, se dará cuenta que hay diferentes tipos de producciones originales. De entrada, película, documental, serie y serie documental. Pero a eso hay que sumar las producciones 100% originales gringas, luego las que han hecho en coproducción con otros canales o productoras, después las que tienen los derechos exclusivos de emisión que no necesariamente hicieron ellos y también las series que continuaron más no empezaron. El caso de esta serie cae en la categoría de serie original extranjera, misma categoría en la que están “Las Chicas del Cable” y “Club de Cuervos”, y a veces es interesante echarse un clavado porque gracias a eso, he podido constatar que Netflic hace muy malas producciones extranjeras. Lo que nos ocupa es “Dark”, una serie alemana de ciencia ficción que no amarra bien las cosas desde el principio en un tono no tan apropiado para la historia.

La serie va de un pueblito en Alemania que está preocupado porque un chico oriundo desapareció y no hay rastro de nada. Todo mundo preocupado y los chavillos de la prepa / secundaria intentarán buscar pistas de ese misterio muy fantasioso. Por supuesto, recuerda mucho a “Strangers Things”, pero no por su tono, sino por la historia. Casi, casi es lo mismo. Es un pueblito, un niño desaparece, pero en realidad está vivo, todo bajo un misterioso complot, con ciencia ficción de por medio, chavos en aventuras y muchas pistas que suceden de vez en cuando.

Pero en lo que se diferencia de la producción estadounidense es en el tono. “Stranger Things” es un canto de amor a las producciones ochenteras de aventuras, donde todo era muy inocente. Acá es un dramón, punto. Muy oscuro donde hay sangre, violencia y sexo. Y probablemente muy frío en cuanto a reacciones de personajes y acciones. Si uno está de acuerdo con eso, pues adelante. La serie desarrolla poco a poco los misterios y sus personajes, y las cosas se van dando. Es una buena oportunidad para ver la misma historia desde otro tono, más oscuro. Las diferencias se pueden comparar y ya son de gustos. Sin embargo, tiene la desventaja que al ser tan oscura y tan cero original, la gente se va a desesperar un poquito más.

Así que en conclusión, “Dark”, como su nombre lo dice, es una serie que cuenta una historia no muy original, en apariencia accesible para el gran público, desde un enfoque más adulto y serio. Una serie no puede sostenerse simplemente porque es un diferente tono, debe sostenerse en base a una historia increíble y a unos personajes desarrollados de forma creativa. A eso no llega esta producción alemana que cae en varios clichés dentro de la estructura de este tipo de historias. Uno puede apreciar de buena forma la parte técnica, pero al final eso no es lo importante cuando te encuentras con algo que ya te han contado, pero más denso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.