“Death Note”, final caótico

By August 26, 2017 Críticas No Comments

Este caso es algo similar al de “La Torre Oscura” por ser una adaptación de una trama larga, compleja y emocionante. Cuando se adapta todo un universo de posibilidades argumentales se tiene que ser muy inteligente. Hay muchos factores para tomar ciertas decisiones, y una de ella radica en lo que pide el público, en este caso el fan de la obra original. Cuando se trata de obras que conectan con el público joven suele haber miradas más vigilantes, pues el fan, a mi entender, no tiene una madurez intelectual lo suficiente para comprender los procesos y el mismo concepto de adaptación. Es tan bajo la madurez que es como si al adaptar su obra favorita les estuvieran transformando a su hijo a otra cosa. En este caso, si bien era evidente que tenían que adaptar la obra de una manera más libre, se nota que quisieron abarcar muchas cosas. El resultado de “Death Note” es una película con una narrativa acelerada desembocando en un final caótico.

La película va de un chavo de preparatoria llamado Light que recibe así porque sí una libreta mágica en la que al escribir el nombre de una persona esta muere, haciendo que decida convertirse en un justiciero en las sombras para acabar con los criminales que a su modo de ver merecen morir. Esto desata un caos en donde un detective excéntrico tratará de dar con él de las formas más ingeniosas posibles. Yo vi la serie original, el animé, y probablemente sea uno de mis favoritos. Y lo que más me entusiasmó fue la trama, tan compleja como apasionante, y tan profunda como impactante. El hacer una adaptación a imagen real en película no sonaba descabellado, de hecho en Japón se cuenta con dos películas que cuentan adaptan la serie. Por lo que era una buena oportunidad de llevar a cabo una película con una historia que merecía la pena.

Pero el resultado es caótico. Ciertos cambios como el poner a un personaje negro cuando era japonés o ajustar ciertas peculiaridades argumentales para hacer que la trama tenga coherencia en un lugar como Estados Unidos es lo menos importante. Es más, por mí que el personaje de “L” fuera mujer, no me importaría. Lo que sí es que al adaptar se nota a años luz que quisieron abarcar tanto como fuera posible. Es decir, en algunas cosas se toman libertades, pero en otras no. ¿No es algo confuso? Quieren llegar a un punto que en la serie se sitúa en el capítulo 22 más o menos, después de 11 horas aproximadamente, pero quieren hacerlo por el mismo caminito. Por lo que tienen que recorrer muchas situaciones y muchos cambios en los personajes que con paciencia funcionan, pero con poco tiempo para mostrarlo el resultado se vuelve inevitablemente frenético. No hay manera de que las cosas resulten bien. Era sumamente necesario cambiar el juego, pero seguir con la esencia.

Y la esencia más o menos está ahí, que es el juego del Gato y el Ratón, de ver quién es más listo que quién. Por momentos pareciera que ahí iban a llegar de plano, pero acuérdense que esto va rápido y así como suceden ciertas cosas de pronto cambian a otras. Por lo tanto no hay tiempo para parar y reflexionar. En ningún momento se nos justifica efectivamente que Light está tomando la decisión de matar a los criminales; al final simplemente nos dice que los desprecia, pero no vemos consecuencias personales que nos ayuden a entender los cambios de personalidad. De hecho, es tan poca la justificación en el desarrollo de los personajes, que hasta caen mal. El actor que interpreta a Light lo quieres abofetear aparte porque es mal actor; sus caritas de maluco a veces llegan a exagerar y eso trae sensaciones extrañas. Igual, todo lo relacionado con “L” está muy desaprovechado y no entendemos sus motivaciones más allá de querer hacer justicia ¿Pero por qué de una forma tan excéntrica?

En fin, se nota que la película estadounidense de “Death Note” sufre por encontrar su propia voz. Muy probablemente escuchó a los fans que ponías sus quejas y sus deseos para que la adaptación incluyera ciertos pasajes. El problema es que era tanto que terminaron por ser acelerados, haciendo que las reflexiones sobre las ideas apenas tuvieran ecos. Eso y que el clímax es muy caótico en la forma como lo presentaron. Uno espera alguna conclusión, algo que ayude a sintetizar la trama, y de pronto los créditos de imprevisto. Al final deja una sensación extraña, pues en cierta medida se siente que desaprovecharon el material que tenían, se siente que quisieron ser a veces literales para contentar a los fans, pero su objetivo falló. No hicieron lo debían hacer, coger la esencia de la obra y desmenuzarla con claridad y creatividad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.