“Doctor Strange: Hechicero Supremo”, un gran universo

By October 29, 2016 Críticas No Comments

doctor-strange-1

Quizá en otros tiempos pasados el estreno de alguna película basada en el superhéroe hechicero no levantaría muchas expectativas. Es un personaje no tan conocido dentro de los cómics. De lejos se lo cargan los clásicos de siempre como Spider-Man, Batman o Superman, más los cambios de lujo como son Iron Man o Capitán América. De hecho, cada nueva película que introduce a un nuevo superhéroe (con excepción de La Mujer Maravilla) se arriesga por utilizar personajes no tan conocidos por el gran público. Pero gracias a la modalidad con la que Marvel ofrece sus producciones cinematográficas, cada nueva entrega de su universo merece un detenimiento, porque cada una merece contar en su conjunto. Ahora, “Doctor Strange: Hechicero Supremo” (Doctor Strange) es una película muy bien hecha en todos los sentidos con el plus de avanzar en las posibilidades argumentales de todas las películas Marvel.

Tampoco es una película revolucionaria que cambiará para siempre el sentido de hacer cine. Es más, creo que nadie esperaba que eso sucediera. En sí, tiene la misma estructura de una película de orígenes. El Doctor Stephen Strange es un gran neurocirujano arrogante con un gran ego que un día se le destrozan sus manos en un accidente. Destrozado, viaja a Nepal para ver si la “medicina oriental” lo puede curar. Ahí lo entrenan en una especie de conocimientos místicos y, casualmente, surge una amenaza muy cañona que hará cambiar por completo la visión del Doctor Strange hacia el mundo. Como ven, su estructura argumental sigue la línea de cualquier historia de iniciación. Pero su calidad radica en las posibilidades que su universo tiene para el desarrollo de la historia.

Este es de los personajes que poco sé de los cómics (que son muchos). Por lo que si esta adaptación es fiel al personaje, y a las situaciones y a su esencia me es completamente indiferente. Yo quiero una buena película y ya. Y la encuentro gracias a la enorme calidad en todos sus elementos. Como mencioné antes, la estructura argumental es la misma de siempre, pero el guión agrega una ambientación propia y se ayuda de reglas únicas para enriquecer mejor el desarrollo de la historia. A pesar de que es una fantasía en todos los sentidos, el guión se encarga de hacerlo coherente, también gracias a los buenos actores y a la acertada dirección de Scott Derrickson.

Especialmente es en el trabajo de la realización donde encuentro los detalles más enriquecedores de la película. Algunos podrán decir que visualmente se parece a “El Origen” (Inception, Christopher Nolan, 2010), supongo que le tomaron muchas referencias, pero es en sus reglas y en su dinámica que no la hacen una copia. Es simplemente una nueva forma de elevar el show visualmente sin caer en los mismos pozos argumentales. Esta película es completamente diferente a la de Nolan más allá del aspecto visual. Derrickson tuvo el tino de hacer esta cinta un gran espectáculo tal cual. Llevar adecuadamente la historia y ponerla en imágenes y sonidos lo suficientemente atractivos par el disfrute del público. Yo siento que ese es el objetivo y lo consigue sin problema alguno.

“Doctor Strange: Hechicero Supremo” en su fondo es una película más. De hecho, si ustedes van esperando un significado, una metáfora o una respuesta a la filosofía de la vida jamás la van a encontrar a pesar de tratar temas como el multiverso. Pero eso no es lo que persigue la película en ningún momento. Simplemente es un show, pero un gran espectáculo de primer nivel. Un buen guión, una muy buena realización, buenas actuaciones dentro de sus límites habituales, buenos efectos visuales, buen sonido, buena música… en fin. Tiene todo para pasar entretenidos todo el tiempo que dura la película. Ese era el objetivo de la cinta, se notó, y puedo decir que lo consigue muy bien. Sin duda, se trata de un buen blockbuster.

estrella excelente

Más del Especial Marvel en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.