“El Gran Showman”, pretexto espectacular

By December 29, 2017 Críticas No Comments

La semilla para realizar una película no siempre sucede de la misma forma. Por supuesto, una película puede resultar de una idea ya publicada teniendo que ser adaptada. Pero para las películas que parten de una historia original, no siempre la idea suele salir de la misma forma. A veces se parte del tema, a veces se parte de una gran premisa y otras veces se parte de un momento visual. Tejer a partir del inicio de la idea de la película dependerá en mucho de cómo se ha concebido, pues si se tiene una escena en mente que sí o sí debe estar representada, la historia tiene que ser forzada a llegar a ese punto, cosa que no es lo mismo si tu idea de una película parte de un tema determinado. Pero sea como sea, lo importante de una película es que siempre debe tener una historia bien armada y visualmente atractiva porque, al fin y al cabo, el cine es espectáculo. Nos damos cuenta que “El Gran Showman” (The Greatest Showman) fue creado gracias a una concepción visual, pues su espectacular hechura apenas sostiene una historia pobre.

La película va de P. T. Barnum, un empresario circense que fundó el Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, y que para llegar al éxito y cumplir sus sueños, tiene que luchar contra algún enemigo que se le atraviesa. A veces las películas toman un pretexto, una simple anécdota, para desarrollar toda una película, quedándoles muy cortitas. Aquí sucede lo contrario, pero con iguales resultados. Abarca mucho, pero no aprieta en nada. Al final, es más importante el espectáculo visual de la película que contar la historia del protagonista, dejando las cosas muy a la superficie, con resoluciones muy fáciles, pero tardadas gracias a que te tuviste que chutar varias piezas musicales. Y no es que no me gusten los musicales, al contrario, pero aquí tiran por la borda lo más importante en una película: su historia. A diferencia de los buenos musicales, donde las canciones son un aditivo más al desarrollo de una trama, aquí resultan ser un obstáculo.

Así que bueno, el objetivo notorio es que querían hacer un espectáculo audiovisual. Y sí, son buenas canciones la mayoría, con un sentido visual interesante. No es una gatada como se pudo haber prestado con personajes freaks tipo mujer barbuda, enanos y demás, porque afortunadamente hubo un buen gusto para situar las cosas en su lugar, pero a nada estuvieron de estarlo. El objetivo de la película es ser un entretenimiento, un espectáculo, y de cierta forma lo consiguen. Por supuesto, si estás de buenas y vas con la idea de entretenerte, te la vas a pasar bien, pero bajita la mano creo que pudieron haber creado algo más productivo en cuanto a trama se refiere. Y aunque el objetivo de ellos se cumpla adecuadamente, no me deja en paz esa sensación de que se pudo haber hecho más con el material.

Así que sin más, “El Gran Showman” apuesta por la esencia del personaje que lleva la parte principal de la película. Al final de todo, se trata de un espectáculo sobre un hombre dedicado al espectáculo. Hay buenas ejecuciones en las secuencias musicales que van a entretener y hacer del tiempo algo agradable. Sin embargo, la trama queda lejos de ser algo importante. Si no hubiera campo para desarrollar las cosas correctamente, podría considerar esta producción como algo bueno y hasta ahí, pero siento que desaprovecharon un material que tenía con qué para crecer. Sin duda, se trata de una película que cumple su objetivo, pero que al final de todo queda desajustada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.