“El Maestro del Dinero”, thriller discreto

el maestro del dinero 1

Siempre he defendido que el cine es entretenimiento, pero si quiere trascender debe de hablar de temas profundos e inquietantes desde una narrativa creativa y propositiva. Vemos pasar películas que tienen una cosa, pero les falta otra; y esas luego quedan en el olvido. Es muy fácil notar, sobre todo en estas fechas, películas que buscan entretener fácilmente con tramas superficiales, y aunque te diviertan por unos minutos, al final resultan intrascendentes. “El Maestro del Dinero” (Money Monster) es una de esas películas que pudo haber sido más y al final se queda en el típico thriller de toda la vida.

Jodie Foster dirige. Es alguien que ya ha hecho varias cositas como directora, una película por ahí y algunas series por allá. No lo hace mal, pero tampoco es alguien que se le conozca en su faceta de realizadora por su personalidad artística. Si piensas en Foster como directora, no sabes qué esperar. Aquí realiza una película que evidentemente no nada más tiene un objetivo de entretener. De hecho, creo que su objetivo principal es indagar en la mentalidad de las personas que sólo piensan en negocios, finanzas y dinero; gente de poder. Cómo la información puede ser un arma explosiva si se mezcla con intereses económicos. Es un show, y Foster lo entiende de esa manera.

La verdad es que la película comienza bien. De esas películas efectivas que te atrapan. Ciertamente hay detalles de guión que parecen sacarse debajo de la manga, pero pasables en vista de la agilidad narrativa. Sin embargo, pasando los minutos, la película comienza a flaquear y creo que por la mala mezcla entre el ritmo narrativo propio del género y los temas que Foster trata de mostrar. Resulta un tanto forzado, como que no encaja las formas con el fondo. Hay cosas que por querer elevar el fondo, terminan por descuidar las formas, y viceversa. Es decir, creo que a Foster le faltó quizá más creatividad en llevar a buen puerto, desde una forma entretenida, una reflexión sobre los temas que le importan.

Las actuaciones son muy buenas porque tiene en pantalla a grandes actores de calidad demostrada y que tienen personajes fáciles de hacer. Técnicamente, sin ser impactante, también tienen calidad. La cosa es que no hay nada trascendente. El guión está bien, pero rutinario. Al final, Foster realiza una película discreta, que artísticamente no propone nada, que no arriesga y que se complica en detalles que alguien con un mayor sentido narrativo lo hubiera solucionado de una mejor forma. No es mala, pero tampoco maravilla en absoluto.

De esta forma, “El Maestro del Dinero” es una película discreta. El trabajo de Foster resulta menor, pues creo que en otras manos más ocurrentes pudo haber salido algo más novedoso. Tampoco es que sea mala, pero creo que prácticamente todo resultó estar a medias. Se nota que pudo haber estado mejor, porque había elementos, pero al final no hubo capacidad para hacer algo trascendente.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.