“El Mecanismo, season 1”, suspenso ligero

Ya hace rato que acabé el visionado de esta serie brasileña original de Netflix, pero por muchas cosas no había tenido la oportunidad de escribir sobre ella. Algo tienen las series biográficas o basadas en la vida real que cuentan cosas que directa o indirectamente me llegan a mí. Por ejemplo, la serie de “El Chapo”. Obviamente, especialmente con la segunda temporada, los sucesos que cuenta tocan sucesos históricos contemporáneos a mí. Cuentan la historia detrás de la noticia que hace unos años impactó a la sociedad. En Brasil está traumados con los casos de corrupción que han tumbado a políticos importantes; sin ir más lejos, apenas Lula De Silva se acaba de entregar a la policía para cumplir varios años en la cárcel por corrupción. Y el origen de todo lo que estamos conociendo (incluyendo las salpicaduras de Odebrecht en México) se cuentan en “El Mecanismo” (O Mecanismo), un thriller demasiado interesante, aunque poco tenso a mi gusto.

La serie va precisamente del inicio de la Operación Lava Jato, donde policías anticorrupción investigan cuentas y rutas de dinero ilegal en el que políticos de alto calibre en Brasil están involucrados, como el Director de Petrobrasil (Petrobras para los cuates). Se centra en dos policías, Marco y Verena, que ponen todas sus energías en investigar las situaciones. Al ser protagonistas, lógicamente se indaga también en sus problemas personales, siendo Marco el más interesante por estar en las sombras y por su enfermedad mental. Y lo tenían que hacer pues no sé hasta qué punto estén contando la realidad, pero lo que me llama la atención es que esta primera temporada se haya estructurado de una forma donde la tensión apenas se percibe. Es decir, aunque la trama principal de la serie es la investigación de corrupción, tienen que tirar de los problemas personales de los protagonistas para meterse de lleno.

Y es que no vemos del todo un antagonista lo suficientemente fuerte para contrarrestar a los protagonistas. Al final se ve muy fácil cómo llegan a arrestar a la gente maluca, pues no hay nada ni nadie que en las sombras conspire o haga algo para detener las investigaciones. Vuelvo a lo mismo, no sé hasta qué punto se basan en situaciones reales, pero creo que no hubiera estado de más que pusieran conflictos más grandes, como una situación contrarreloj, un villano más poderoso o algo así. Hay muchas cosas que se resuelven por coincidencia. Se muere un tipo por viejito y ya no hay protección de los villanos, a uno se le cae el celular en el WC y con eso inicia la operación, a otro lo intimidan porque es cobarde y ya… siento que le faltó más tensión, más emoción que rivalice, que ponga las cosas más complicadas para los protagonistas.

Pero bueno, creo que ajustando eso la serie podrá ser vista como algo demasiado digno que existe en las pantallas de la actualidad. Porque técnicamente está muy bien, no le pide nada una serie gringa. El hecho de que cuente cosas contemporáneas resulta interesante. Por lo menos a gente que le interesen esos temas (como a mí) la serie podrá ser vista como una forma de entender de mejor manera el escándalo actual por el que está pasando Brasil, Perú y muchas partes de Latinoamérica. Ojalá sólo corrijan la intensidad de la serie, porque a pesar de que cuenta cosas basadas en la vida real, es necesario estructurarla en base a una ficción de entretenimiento. Sin duda, “El Mecanismo” vale la pena, una serie interesante que le faltan pulir detalles.

Leave a Reply

Your email address will not be published.