“Enemigo de Todos”, el western moderno

By February 9, 2017 Críticas No Comments

enemigo de todos 1

¿Qué es lo que esperamos siempre de una película? Si le preguntas eso a cualquier persona te pueden salir con muchas respuestas. Están las que buscan un simple entretenimiento. Los que esperan algo con un final bonito para decir “Aaaah”. Y están también aquellos que buscan algo para inventarse cosas profundas que ni siquiera el director pensó. Yo espero equilibrio, buen cine. Entretenimiento, un espectáculo, en una historia con profundos matices. Y ya. Estoy seguro que cualquier película que sea equilibrada tendrá consenso y a mucha gente le gustará. Creo que es el caso de “Enemigo de Todos” (Hell or High Water), una película del gato y el ratón con muchos temas relevantes en la actualidad.

Esta película de David Mackenzie cuenta la historia de un hombre y su hermano cuando empiezan a asaltar bancos en varios pueblos de Texas para acelerar un asunto económico que beneficiará a la familia. Pero claro, son criminales que tendrán que ser perseguidos por un sheriff que está por jubilarse. Esta es una gran película porque Mackenzie realiza un western tal cual, sólo que traslada la ambientación del Viejo Oeste a la época moderna (o por lo menos a la actualidad de unos pueblos de Texas). Están los ladrones y la autoridad en persecución constante, cambiando los caballos por camionetas, pero los temas están ahí. Porque los mejores western no nada más son indios contra vaqueros; nos hablan, como cualquier historia relevante, de conflictos personales, de situaciones familiares, de lealtades y de conflictos morales.

El guión está a la altura, trasladando una historia trepidante con una profundidad respetable que nos cuenta muchas cosas. Desarrolla muy bien a los personajes, caracterizándolos muy bien desde el principio para nunca salir y traicionarlos luego. Todos tienen motivaciones con argumentos fuertes, mostrados con mucha habilidad por parte de Mackenzie. Eso hace que sean personajes grises, ni tan buenos ni tan malos. Simplemente son personajes humanos que hacen las cosas por su propio bienestar, aunque la moralidad choquen a cada rato. De alguna forma, aunque hay bandos en la película, uno se puede identificar perfectamente con cualquiera de ellos. Y ahí es donde entra el debate de la moralidad de las acciones. Para reflexionarse mucho.

A eso súmenle las muy buenas actuaciones de todo el reparto. Quizá se destaque más Ben Foster (aunque no está nominado al Oscar), pero todos los demás están muy bien. Funcionan porque sus personajes están muy llevados. Y también, por supuesto, a la realización que sabe poner en tono todo el material que tiene en las manos. La fotografía es muy buena, la ambientación, la edición… a lo mejor nada se destaca por encima de otro, pero están ahí funcionando de manera muy correcta. La música…. en fin, una película que emociona en todo momento y que te hace reflexionar de muchas cosas.

En conclusión, “Enemigo de Todos” es una gran película que reúne todas las características de buen cine. Es entretenida porque en todo momento tienen cautivada tu atención, y es muy profunda, por todos los temas que trata, y que incluso los personajes sacan a relucir. La última secuencia, ese diálogo entre los dos rivales, concluye de manera apropiada esta película, porque un viaje que les abrió los ojos sobre la moralidad de sus acciones. Cambiándolos para siempre, quizá cambiándolos en su percepción de la vida. Sin duda, esta película merece la pena ver.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.