“Eres mi pasión”, adicción al futbol

El Mundial está cerca, ¿cómo cuánto? ¿dos semanas? (como creo que México va a dar lástimas todavía no ando tan metido en el evento) por lo que ya se vienen dando por todos lados promocionales, productos y eventos relacionados al evento más importante del futbol. El cine, y en especial el cine mexicano, no han querido no ser parte de toda esta tendencia temporal y en este año han estrenado algunas películas (unas más malas que otras) sobre el futbol y lo que le rodea. Como ha estado sucediendo en los últimos años con el cine hecho en México, la comedia ha sido el género más comercial por lo que otra película tira de ahí para lograr más público. “Eres mi pasión” es una película que tiene nociones de ser cine, pero que peca de clichés del género combinadas con los clichés del futbol.

La película va de Pedro quien es fanático del Cruz Azul y del futbol en general, descuidando a toda su familia por lo que Luly, su esposa, lo corre de la casa, haciendo que Pedro se de cuenta de su adicción al futbol y busque soluciones. La película en sí contiene una premisa poco convincente más no tan incongruente. Es decir, usan la adicción al futbol (que muchas personas sí la tienen) no como algo serio, sino como una metáfora a otras adicciones como el alcohol o las drogas, esto para generar un tono más cómico, simple y cercano a la festividad del futbol. El resultado en cierta medida funciona, porque el desarrollo de los personajes va en sintonía con la verosimilitud del suceso, pero no deja de verse oportunista ante un deporte que acepta e invita a depositar las cosas desagradables que tiene la gente… admitámoslo.

A mucha gente le gustará esta película precisamente porque utiliza este tono festivo mexicano por el futbol, ese tono que se impregna por ejemplo en la afición mexicana en Estados Unidos que sufre con los aburridos partidos moleros de la selección, pero que grita y celebra cada vez que se oye el “Cielito Lindo” en el sonido local. Es decir, la película se ve impregnada por esa actitud de celebración que significa el futbol para el mexicano (y el latino en general) lo cual hace menos exigente la calidad de una película en sí.

Afortunadamente, en vez de ser una película que sólo busque ese tono y lo lleve a la exageración, “Eres mi pasión” se contiene, pues se nota que hay una cierta noción de que esto es cine y la narrativa se ve aplicada. Claro, hay momentos más destacados que otros, pero estamos ante una película que dedica cierto tiempo a los personajes, al aspecto audiovisual de la narrativa y al ritmo cinematográfico, no como ese despropósito llamado “Tuya, Mía… te la Apuesto” del cual sufro cada vez que me acuerdo. Acá las actuaciones, sin ser nada especialmente importantes, funcionan en la medida de lo rescatable para hacer de esta película algo disfrutable.

En resumen, “Eres mi Pasión” es una película con un guión motivado, claro está, por la venida próxima del Mundial de futbol. En realidad, esta película podría funcionar para otras cosas, para hablar de otras cosas como las adicciones, el amor, el trabajo, la pasión o lo que sea, pero se clava con el futbol haciendo que no se tome las cosas tan en serio. Eso hace que la película se comporte de manera superficial y tibia, siendo sólo el buen hacer de los actores, más simpáticos, quienes logran cargar la película y llevarla a un sitio más decoroso que lo último estrenado en cuanto a comedia popular se refiere.

Leave a Reply

Your email address will not be published.