Especial Marvel: “Capitán América: El Primer Vengador”

capitán américa el primer vengador 1

Con este título finalmente Marvel introdujo a toda la planilla de Los Vengadores (o por lo menos a los más importantes porque digo, ¿Alguien conocía a Ojo de Halcón?). Así que la fase 1, dedicada a contar los orígenes de los personajes, estaba por llegar a su fin. Sin embargo, Marvel lo hace con la película más interesante. Pues “Capitán América: El Primer Vengador” (Captain America: The First Avenger, 2011) logra un planteamiento que lo diferencia del resto de superhéroes, aunque sus resultados no cumplen las expectativas del todo.

Una de las cosas que más me llamaron la atención fue esa especie de metaficción que rodea a la cinta dirigida por Joe Johnston, algo que ninguna otra película de superhéroes había intentado. Estábamos acostumbrados a ver a los superhéroes en la misma época en que la película se hacía; así veíamos a Superman de Richard Donner en los 70, al Batman de Tim Burton en los 80 o al Hombre Araña de Sam Raimi a principios del 2000. Sin embargo, el planteamiento del héroe legendario, referenciado siempre en esa onda nacional estadounidense, hacía propicio trasladar sus primeras aventuras a los años de la Segunda Guerra Mundial. Algo que funcionaba con las autoreferencias en comics y seriales de radio. Ese espíritu aventurero, muy en el tono de los seriales (algo que por cierto también tiene la serie de “Agent Carter”) de aquellos años, refrescan el tono que por años ha tenido el cine de superhéroes.

capitán américa el primer vengador 2

A pesar de las buenas intenciones, y de una primera mitad bastante prometedora, la película cae en un sentido argumental. Al llegar a Europa, nos sentimos como el mismo Capitán América, sin un rumbo aparente. Es decir, como un clásico soldado, el Capitán América sólo reparte golpes y patadas al primer nazi con el que se enfrente sin tener un motivo personal. Su objetivo viene siendo más patriótico y general; y como yo no soy estadounidense, no puedo identificarme con eso.

Ese es su principal problema, los conflictos del Capitán América no son para nada universales. Cierto es que por ahí vemos cómo lucha por ser aceptado en un grupo de la sociedad, algo que sí puede causar empatía con cierto público, pero ya cuando logra entrar, el hecho de detener a una amenaza estadounidense no genera nada de interés, por lo que la película se siente que va en picada hasta que termina la película (irónico que así también acabe el Capi en el avión). Agrégale que los villanos están de puro adorno, por lo que la cinta se siente un poco desabrida.

En resumen, “Capitán América: El Primer Vengador” es una película con un alma diferente a todas las demás películas de superhéroes. Por momentos, se siente cierta frescura en una estructura que recuerda al entretenimiento de hace 70 años. No es una frescura por su modernidad, sino por su diferencia con las películas que se hacen hoy en día. Lástima que el desarrollo del guión no esté a la altura de su propuesta metaficticia. Sus conflictos son lo suficientemente regionales, por lo que la identificación con la mayoría del público no funciona como se esperaría.

estrella regular

Más del Especial Marvel en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.