Especial Steven Spielberg: “Hook: El Regreso del Capitán Garfio”

hook 2

Si algo que se le da muy bien a Steven Spielberg es el género de aventura. Como hemos visto en las anteriores entradas de este Especial, prácticamente ninguna película de “aventuras” ha resultado defectuosa. De hecho, sus dos decepciones han sido en los géneros y tonos más retadores. Si hay algo que a lo mejor no se le da a Spielberg es la comedia, y sus películas de aventuras, aunque tenían su buen humor, no eran comedias en todo el sentido de la palabra. En “Hook: El Regreso del Capitán Garfio” (Hook, 1991) le apuesta a la aventura, pero también a la comedia, siendo una mezcla algo ridícula y ciertamente aburrida.

Spielberg no le da al clavo en la comedia, no es lo suyo. Pero juntar el género de la comedia con el que sí se le da, como es la aventura, resultó peor. Pero quizá no es tanto un problema de realización (que sí tiene algo de culpa), sino del enfoque que desde el guión le dan. Y es que tener a un personaje tan, pero tan apático como lo es el Peter Pan adulto de Robin Williams no ayuda en nada. No tiene ningún interés contar la historia de un personaje que todo el tiempo reniega ser héroe y que siempre está molesto (ahí están los ejemplos de las dos de Hulk). El desarrollo de ese personaje en la película de Spielberg no resultó correcto, proyectando al espectador flojera y media.

hook 1

A eso hay que agregarle personajes que no aportan mucho. Ni los niños perdidos, ni los hijos de Peter que, por cierto, son insoportables (por lo mismo del mal desarrollo del argumento), ni Campanita y ni siquiera el personaje secundario que por alguna extraña razón le da el nombre a la película son capaces de levantar aunque sea un poco el relato. Lástima, porque desde otro enfoque la película hubiera dado para más. Porque la historia de Peter Pan tiene muchos matices y muchos ángulos para abordarlo, sólo que aquí no se esmeraron para desarrollarlo adecuadamente.

Y si desde el guión la cosa no pinta, pues todo lo demás parece deambular aunque independientemente tengan lo suyo. La música de John Williams está bien, el arte está bien y hasta la fotografía cumple, pero ponerlos en la misma película resulta en una mezcla extraña. Sin duda, hay un mal enfoque en el tono y eso hace una película fallida, donde en conjunto parece que todo está mal.

Es la tercera película fallida de Spielberg, pero al mismo tiempo la que más se ha estampado de mala manera, pues ninguna película de aventura hecha por el realizador de Ohio había resultado tan mal enfocada. Supongo que es por el excesivo tono cómico que le quisieron dar, algo que rebasó la línea de la coherencia produciendo una película ridícula, aburrida y prescindible.

estrella mala

Más del Especial Steven Spielberg en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.