Especial Steven Spielberg: “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”

indiana jones y el reino de la calavera de cristal 1

Ya era 2008 y hubo varios elementos que hicieron posible la siguiente película de Steven Spielberg. Con las nuevas posibilidades tecnológicas, George Lucas tenía mucho interés en la franquicia de Indiana Jones puesto que Star Wars “había llegado a su fin” con el estreno del Episodio III tres años antes. Había interés del público por más aventuras de Indiana Jones. Había una historia que se había desarrollado años atrás. En general, había la disposición de todos los involucrados, así que Spielberg dijo, ¿Por qué no? De esta forma, “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” (Indiana Jones and Kingdom of the Crystal Skull, 2008) resulta un regreso a destiempo, algo desgastado, y sin esa fuerza que sí había en la trilogía original.

Puesto que Harrison Ford ya acumulaba varios años a su espalda, la película tenía que colocarse en el tiempo después de sus aventuras contra los nazis. Así que los soviéticos fueron los villanos “perfectos” para la nueva aventura. Pero fuera de eso (y de los elementos extraterrestres) la película se preocupa por mostrar en exterior los elementos que la hicieron una de las mejores sagas de aventuras de todos los tiempos. Sin embargo, una cosa es la fachada hermosa y otra el cochino interior. Se nota una falta de energía en casi todos los aspectos, empezando por el guión.

indiana jones y el reino de la calavera de cristal 2

Quizá la premisa resulte interesante, o por lo menos con un potencial. Pero el guión es uno de los peores con el que ha contado Spielberg en su filmografía. Poco trabajado y, lo peor, poco documentado. Pues aunque estemos hablando de un personaje ficticio que se aventura en elementos extraterrestres, no es posible que haya tantas fallas históricas y geográficas. Decir que habló quechua con los hombres de Pancho Villa, por favor. Pero también vemos incoherencias en momentos como el escape del campo nuclear dentro de un refrigerador. Cosas que hicieron de esta película la más inverosímil de todas, y creo que de todas las películas de Spielberg también.

Cierto es que es entretenida. Vamos, te mantiene en todo momento y puede resultar un rato agradable si dejas pasar esas cosas del guión que llaman mucho la atención. Quizá eso sea lo mejor, la puesta de escena de Spielberg, que sin un buen guión que contar, sin un buen tema, aquí sólo se preocupa por llevar a buen puerto las aventuras de un viejo Indiana Jones. Pero todo lo demás deja mucho qué desear. Incluso con las actuaciones, con un Shia LaBeouf muy pedante.

Así que en resumen, “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” empaña un poco la clase con la que se había caracterizado la trilogía original. Contaban con una premisa correcta y un director, obviamente, capaz de hacer una gran película. Pero el desarrollo del guión y, por ende, el desarrollo de los personajes dejan mucho qué desear, siendo la película más inverosímil que ha Spielberg le ha tocado dirigir.

estrella regular

Más del Especial Steven Spielberg en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.