Especial Steven Spielberg: “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio”

las aventuras de tintín el secreto del unicornio 1

Con muchos años intentando llevar las aventuras de Tintín, personaje de tiras cómicas creado por Hergé, Stevel Spielberg no daba con una buena solución. Quería ser muy fiel con el material de origen, tanto en su fondo como en su forma, por lo que llevar a cabo una producción en acción real no le entusiasmaba mucho. Pero tampoco le apasionaba la idea de hacer cine animado en 2D en una época donde esta técnica, aunque muy valiosa artísticamente, ya no pega con el público masivo. Pero llegó Peter Jackson y le dijo: “Hey, a mí también me gusta Tintín, ¿Por qué no hacemos una película utilizando mi super tecnología 3D con la que se hizo Gollum y “Avatar”? Su colaboración dio como resultado a “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio” (The Adventures of Tintin: The Secret of the Unicorn, 2011), una película fuerte visualmente y con una clásica esencia aventurera.

La película se vendió como la primera animada dirigida por Spielberg, y lo es. Pero el proceso no fue muy diferente a lo que ya estaba acostumbrado. Todos los personajes fueron creados en Motion Capture, dándole cierta facilidad a Spielberg para clavar su visión de la película. Esta tecnología le dio la oportunidad a Spielberg de ser fiel a la esencia del personaje de Hergé, y al mismo tiempo de proponer una imagen acorde a los tiempos en que vivimos. La combinación de esos factores dio como resultado una gran película de aventuras, donde el entretenimiento se materializa por todos lados.

las aventuras de tintín el secreto del unicornio 2

Por el tipo de propuesta, era difícil encontrar un elemento donde Spielberg pudiera agarrarse para profundizar temáticamente. Es que la película no le da tiempo a Spielberg para desarrollar sobradamente la psicología de los personajes. Si bien hay momentos de ciertas reflexiones, Spielberg sabe que el chiste de la película es mostrar a Tintín y al Capitán Haddock yendo de un lugar a otro, por lo que el equilibrio entre forma y fondo se inclina un poco hacia la acción y la aventura.

Quizá el guión es lo que más duda genera, pues aunque desarrolla a los personajes y sus aventuras de una forma correcta, tampoco es capaz de otorgarle a la película ideas muy creativas. Incluso, para el tercer acto baja mucho en su calidad, dándole a la película un clímax poco emocionante y sin mucha imaginación. Por eso al final hay una sensación de extrañeza, pues ante una buena aventura se termina en un final muy poco concluyente.

De todas formas, “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio” es una película que cumple el objetivo de entretener y divertir. Visualmente se aparta de casi todo lo que ha realizado Spielberg, siendo interesante ser testigos de ese desenvolvimiento en esa técnica de animación. Lástima de un tercer acto poco imaginativo y carente de energía, pero de todas maneras el resultado es un interesante ejercicio para expandir las herramientas narrativas.

estrella buena

Más del Especial Steven Spielberg en Watsamara:

Leave a Reply

Your email address will not be published.