“Francotirador”, adicto al peligro de manera realista

By February 21, 2015 Críticas No Comments

francotirador 1

He leído mucho sobre la película que ahora nos ocupa, especialmente por el éxito de taquilla que ha tenido en las últimas semanas. Justo cuando salió nominada al Oscar se incrementó su presencia en los cines estadounidenses y fue un trancazo. Como que la idea de tener una nominada al Oscar (sin ser un blockbuster) liderando varias semanas los ingresos fue para algunos sorprendentes. Todo tiene un por qué y, en el caso de la nueva película de Clint Eastwood, creo que fue el equilibrado uso del entretenimiento con un discurso patriótico, publicitado en una gran forma. Porque “Francotirador” (American Sniper) es eso, una película muy entretenida, con situaciones que rozan los géneros de acción y suspenso, y que al mismo tiempo toca la parte más sensible del espectador (por lo menos del gringo).

No es sorprendente saber que el viejo Eastwood estuvo al frente en esta clase de proyecto. En 2006 llegó con dos películas sobre la Batalla de Iwo Jima, demostrando que tenía pulso a la hora de retratar situaciones de guerra. Aquí otra vez se desenvuelve con la cámara como si un joven cineasta pareciera, aunque sí se nota un poco rutinario. Por ejemplo, la escena donde Bradley Cooper interrumpe una llamada porque se ve envuelto en una emboscada parece salida de una escena de la serie Homeland (2012 – presente).

francotirador 2

Lo que le da cierta frescura es el guión y la premisa que muestra. Y aunque tenga cierto parecido con Zona de Miedo (The Hurt Locker, Kathryn Bigelow, 2009), se diferencia gratamente por un mayor sentido del entretenimiento, gracias a la tensión que provocan ciertas situaciones que son llevadas a cabo con gran destreza. En un rato sientes que la película se pasó volando, y eso es algo que siempre se admira. Lógicamente, la interpretación de Bradley Cooper tiene mucho que ver, porque aunque hace de un hombre frío, un tanto serio y algo apático, sus gestos y movimientos alcanzan a llegar a tocar las fibras sensibles del público.

Lo que creo que sí está de más, y eso es algo que suelen poner mucho, es lo patriótico que resulta. No sé que tan bien haya funcionado sin tanta demostración de cariño por el país del norte, pero para el resto de los mortales es algo que nubla un poco la percepción. Me queda claro que son valores y que yo no los comparto, pero creo que pudieron haber tenido un mayor alcance universal sin ese lado libertador del que suelen sentirse orgullosos.

De todas maneras, “Francotirador” es una película que desde el primer momento atrapa la atención. No deja de ser un vehículo para el entretenimiento, con alta dosis de tensión y suspendo. Todo lo narrativo está resuelto de una forma correcta, aunque nada arriesgada por parte de Eastwood. Sin embargo, el discurso patriótico estadounidense discrimina valores más internacionales, arriesgándose a no conectar con cualquier tipo de personas.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.