“Friends from College, season 1”, pretextos de reunión

Son pocas las series que van sobre jóvenes adultos con problemas comunes, como el trabajo y las relaciones amorosas. Por lo menos son pocas las que son buenas. Pero cuando son buenas suelen ser grandes éxitos porque conectan muy bien con el espectador. Casos como “Friends” (1994-2004) y “How I Met Your Mother” (2005-2014) son ejemplos de esas series que van de amores y desencuentros, de trabajos y desempleos, con un grupo de protagonistas con el mismo peso, todo con un toque de comedia divertido y carismático. Eso es más o menos lo que quieren lograr con “Friends from College”, que tras un buen comienzo termina por perder el rumbo.

La serie va de un tipo joven casa que tiene de amantuca a una ex-compañera de la universidad cuando él y su pareja se mudan a Nueva York donde se reencontrará con todo el grupo de amigos de la universidad, haciendo incómodo el hecho de que siempre está en contacto con la amantuca. Básicamente, la serie mantiene todas esas características de comedia de situación entre un grupo de amigos que se la pasan juntos todo el tiempo. Como las que ya mencioné antes, incluso repitiendo actriz de otra serie con Cobie Smulders, esta producción va por ese camino. Conflictos de amistades, de relaciones, de trabajo y todo eso. El problema es que no es muy creativa en un sentido general, pues quizá es hasta predecible en algunos aspectos, pero en lo particular hay ciertos momentos puntuales, con ciertas escenas que son estimulantes y que generan buena comedia.

Pero en lo general vemos el problema de la serie. Con el primer capítulo comienzan muy bien. Presentan a los personajes de forma adecuada. Nos dan la información necesaria para ubicarlos. Quién anda con quién, en qué trabaja cada quién, cómo son entre ellos y todo eso. Logran engancharnos de alguna manera con el conflicto en el que los personajes mantienen una relación extramarital sin que los demás, sus parejas que también son amigos, sepan. El problema es que para alargar la historia, dejamos a un lado ese conflicto principal para irnos con otro mucho menos interesantes. Si de por sí el que no los descubran no es tan impactante no tan carismático, los otros problemas que enfrentan como qué historia ha de escribir en el género literario para jóvenes adultos no son tan llamativos. El interés se va perdiendo, y capítulo tras capítulo la calidad de la serie va empeorando.

Lástima, porque la serie comenzaba muy bien, y además tiene a un gran elenco. De hecho, creo que en algunos casos desaprovechan el talento de los actores, como con Billy Eichner, quien aquí está como un tipo serio, pero que sabes que en el fondo te gustaría verlo más disparatado, así como te han vendido su carrera hasta ahora. Digo, probar otros tonos u otras facetas está bien, pero aquí se siente raro.

Así que en resumen, “Friends from College” es un intento más por ser una serie sobre un grupo de amigos adultos que basan su vida en sus relaciones. No es tan exitosa en términos de calidad, pues no hay mucha creatividad, alargando demasiado el conflicto principal que de por sí no es tan interesante como uno supondría. Cierto es que hay momentos independientes que funcionan muy bien y que te sacan la risa, pero con cada capítulo que pasa se va sintiendo cada vez más pesado el visionado hasta llegar a un punto indiferente, en el que te da igual lo que suceda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.