“Gaga: Fiva Foot Two”, celebridad natural

By September 26, 2017 Críticas No Comments

No son pocos los documentales que tienen de protagonistas a artistas, más específicamente a celebridades de la música popular. Pero sí son pocos los documentales sobre que sacan el material documentado haciendo un seguimiento exhaustivo en un episodio de la vida del artista en cuestión. Por ejemplo, hasta que Amy Winehouse no murió hicieron su documental “Amy” (2015) que ganó el Oscar, ese es el caso más común. Pero hay otros como el de “Metallica: Some Kind of Monster” (2004) que cuentan las cosas desde las entrañas del artista, obviamente auspiciado por ellos viniendo de ahí ciertos elementos interesantes. Lady Gaga hace lo suyo en “Gaga: Five Foot Two” un documental donde aborda temas interesantes aunque en conjunto no esté del todo embalado.

El documental sigue a Lady Gaga cuando está haciendo su más reciente disco “Joanne”, cuando prepara su espectáculo del Super Bowl y cuando sufre los estragos de la fibromialgia que padece. Esas tres tramas tienen su lado curioso, resultan interesantes, y cuando el documental les dedica su tiempo mantienen la atención, lo cual es importante. Pero el problema radica en que cada una de las tramas avanza sin que haya una correlación entre todas. Si acaso el hecho de que el disco sea algo especial por estar dedicado a la tía de Lady Gaga quién murió de lupus hace varios años y a sus relaciones familiares, lo demás no tiene mucha relación entre sí a pesar de que cada cosa es importante.

Es decir, no hay un conflicto fuerte que afecte a todo lo que le pasa a Lady Gaga. De pronto, vemos a Gaga actuando en “American Horror Story”, pero ¿y luego? ¿qué importancia tiene su etapa de actuación? Podría ser que esa parte es una de tantas cosas que hace y que la cansa mucho y que por eso sufre dolores muy fuertes que la tienen desanimada y triste… pero eso es suposición mía, no está del todo claro. Y luego pasamos al disco, y luego pasamos a la enfermedad, y luego pasamos al Super Bowl, y luego otra vez a la enfermedad, pero no hay nada que los una, una línea que haga sentido todo lo que estamos viendo. Vuelvo a lo mismo, todo se trata de suposición, de ver a una artista con tantas cosas y que no descansa ni un sólo segundo, pero no nos lo definen.

Además, técnicamente está para llorar. Yo sé que es documental y que se vale mostrar imágenes o audio en mala calidad siempre y cuando la información del documento tenga una gran importancia. Pero eso es cuando no se tiene control del material. Por ejemplo, cuando se quiere mostrar un atentado terrorista y sólo se cuenta con videos de una cámara de seguridad. Pero cuando se trata de seguir el día a día de un artista, pues uno tendría más espacio para cuidar detalles técnicos, como el enfoque de lente, el encuadre, el diafragma, la estabilización y todo esos conceptos básicos de fotografía. Aquí de pronto asusta que pongan imágenes súper chafas de Lady Gaga en su casa, lugar donde se supone todo es más controlable. ¿No pudieron cuidar eso o decirle a Gaga que repita el darles de comer a sus perros para que salga mejor?

En fin, el caso es que “Gaga: Five Foot Two” es un documental que si bien es interesante por todo lo que cuenta Lady Gaga, sobre todo cosas personales que la transforman en una imagen muy humana, como película, como obra artística falla para darle un sentido a todo eso que estamos viendo. Un sentido que por lo menos sea entendible, y no uno que tengamos que suponer. Al final no vemos un gran conflicto y por lo tanto no vemos un gran desarrollo ni un gran clímax. Eso, aunado a la parte técnica que sí es mala, nos deja una sensación de oportunidad perdida que, si bien para los fans puede ser algo genial, para la gente que le va y viene Lady Gaga puede ser algo totalmente olvidable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.