“Game of Thrones, season 6”, con rumbo al final

game of thrones 2

Hace dos días vi la secuela de una película con un claro objetivo de ser puro entretenimiento sin más. Toda su narrativa y su apartado visual es espectacular, pero carente de alma. Simplemente es una obra de imágenes sin mucho sentido, sin interés y sin importancia. Al final va a ser borrada de mi cerebro pronto. Pero hace apenas unas horas que fui testigo del final de una gran temporada de la serie más comentada de la actualidad y sigo sin poder creer la diferencia de calidad que esta tiene sobre muchas películas que se autodenominan “súper producciones”. No es que quiera hacer debate sobre la calidad entre el cine y la televisión, ese no es el tema, pero sí quiero enfatizar la extrema profundidad que una gran producción de fantasía con una ventana en la televisión puede lograr alcanzar. Porque la sexta temporada de “Game of Thrones” es un derroche de talento, ideas claras y un avistamiento épico que se asoma en el horizonte.

Como es lógico, esta sexta entrega de capítulos comienza donde terminó la anterior, con la muerte de Jon Snow. Obviamente, a estas alturas hasta el que no sabe de mucho de esta serie de HBO sabe que el bastardo favorito sigue vivo y coleando. Los misterios, que podrán parecer incongruentes o sacados bajo la manga, por lo menos, están acordes al tono. Hay que entender que ciertos elementos se integran en un capítulo, otros en una temporada y otros en toda la serie. Creo que “Game of Thrones” nos ha dejado claro con sus reglas, nosotros sabremos si las compramos o no, pero por lo visto, justamente entendemos cómo funcionan las cosas en la trama fantástica creada por George R. R. Martin. Con los elementos perfectamente bien puestos, he notado que hay una mayor claridad con las tramas.

Se rumora que existirán dos temporadas más. la 7 y la 8. Con tantas tramas por cerrar, es claro que haya habido un avance más acelerado para el cierre de alguna de ellas. Hemos visto en esta temporada que, más que generar nuevos personajes con importancia o proyectar nuevos problemas, los personajes principales están tomando los toros por los cuernos para prepararse en sus destinos finales. Incluso, teorías famosas han sido comprobadas o refutadas para el gozo de los fans. Por lo tanto, en estos últimos 10 capítulos hemos visto una mayor claridad de los caminos hacia dónde van todas las historias y también muchas de las motivaciones que rigen en los personajes. Quizá influya el hecho de que los escritores de la serie ya no tengan un material con el que seguir. Lógicamente, no se inventan cualquier cosa, toman en cuenta los consejos y las palabras de Martin, pero está claro que eso ha acelerado en buena parte el desarrollo de la historia con rumbo final de la saga.

Pero lo más interesante es que las tramas siguen siendo una herramienta importante para decir muchas cosas. Metáforas de la vida. Una profundidad que muchas obras no tienen se encuentra en una historia donde los dragones representan algo, donde los caminantes blancos quieren decir una cosa y en donde las traiciones, las batallas y las alianzas implican muchas cosas de nuestra realidad. Pero ojo, tampoco es que sea muy compleja. Con este aceleramiento, también se ha destapado en cierta parte el tema general de la historia, y creo que supondrá un final muy normal. Pero, desde un punto de vista antropológico, todas las historias, independientemente de sus contenidos, están estructuradas de una forma para que puedan ser incluidas en ese concepto. Creo que el bien triunfará sobre el mar, y en “Game of Thrones” nos estamos dando cuenta que eso ya no hay quien lo pare. Finalmente, habrá un día que tengan terminar y el mal no podrá triunfar, porque no es algo que sea normal para una historia. Si eso “sucediese” la historia nunca terminaría.

¿Qué podría agregar sobre una serie que. además de todo eso, está bien actuada, bien realizada, bien escrita, emocionante e impactante? Lo cierto es que la sexta temporada ha sido una de las mejores de lo que llevamos de este show. Es un mejoramiento respecto a la quinta temporada. Los capítulos del año pasado se distinguieron por estancar las tramas y no avanzar mucho. Aquí vemos que todo eso ya se aceleró. Incluso, aunque de pronto pareciera incongruente, algunos personajes viajan mucha distancia en poco tiempo (hasta en un mismo capítulo) lo que en otras ocasiones se tardaban temporadas, sólo para avanzar en la trama. Pero qué importa. “Game of Thrones” se prepara para su final, y las cosas no podrían ser más épicas a como lo muestran en pantalla. Sin duda, una de las mejores cosas de arte audiovisual que existen hoy en día.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.