“Gilmore Girls: Un Nuevo Año”, volver a la esencia

By November 26, 2016 Críticas No Comments

gilmore-girls-1

Hay continuaciones que regresan de inmediato. A veces no pasa ni un año y ya te ensartan la secuela de tu película o show favorito. Pero también sucede que pasan muchos años desde la última vez que estuviste al pendiente de algún personaje y que ahora te reencuentras. A veces ya ni te acuerdas bien de cómo acabó y sobre la marcha vas recordando (lo peor es cuando eso sucede después de las temporadas a ritmo anual, cosa que no debería suceder). Afortunadamente, “Gilmore Girls: Un Nuevo Año” (Gilmore Girls: A Year in the Life) es volver a la esencia de forma natural, aunque un propósito de su regreso no esté del todo claro.

Esta continuación de “Gilmore Girls” (2000-2007), una de las pocas series que en su momento veía a su ritmo de emisión, explora la vida de Lorelai y Rory durante un año entero, justamente después de que el patriarca de la familia, Richard, falleció. Una temporada, pudiéramos llamarla, de 4 capítulos en la que cada uno abarca una estación del año. Prácticamente se trata de ver qué ha pasado con los personajes, no nada más con las chicas sino con todos los demás como Luke, Emily, Kirk, Logan y Michel por mencionar a algunos. De hecho, creo que no existen nuevos personajes relevantes (claro que hay uno que otro, pero no de una forma que logre impactar en la trama). De ahí, el matrimonio Palladino se agarra para contar más ocurrencias al clásico estilo de la serie, con su comedia atípica, con su tono amable, con sus diálogos frenéticos y visión de la vida.

El verdadero fan de la serie no podrá salir descontento después de ver a todos sus personajes favoritos, aunque algunos sólo salgan unos minutos y de forma muy forzada como Dean y Sookie. Es volver a la esencia de la serie, con todos esos problemas que se hacen más grandes de lo que realmente son y con todos esos personajes, uno más loco que el otro. Quizá al recién iniciado le cueste comprender la idiosincrasia de la serie o se preguntará por qué hace una mega estrella de Hollywood como Melissa McCarthy saliendo un par de minutos como la mejor amiga de la protagonista. Sin duda, esto está hecho para fans de Gilmore Girls, y si tú eres uno de ellos pues ya la hiciste. Pero también es cierto que una continuación tiene que estructurarse de tal forma que pueda verse independiente de no haber visto una antecesora si es que quiere destacarse individualmente.

La esencia la mantiene, lo cual es un gran logro. Pero todavía no sé con qué fin se realizó una continuación. Es decir, no me resultó tan especial o extraordinario el argumento para volver a contar años después de terminar la serie. ¿No hubo historias igual de interesantes en estos 9 años? ¿Por qué justamente ahorita? La verdad es que, aunque la esencia la mantengan, no hay mucha justificación del regreso, más allá de comunicar a la comunidad el deceso del personaje de Richard. Probablemente o ese hubiera sido un punto de partida justificable, el cómo su muerte afectó a sus seres queridos. Y aunque sí afecta, sobre todo en Lorelai y en Emily, no es lo que mueve a los cuatro episodios que, por cierto, sí se sienten muy largos con esas horas y medias de duración.

De todas formas, “Gilmore Girls: Un Nuevo Año” es un buen regreso, sobre todo porque nos vuelve a encontrar con situaciones y personajes familiares que siempre han caído bien. Es realmente para fans de la serie, pero probablemente a la nueva gente que la esté descubriendo también le pueda gustar. Y si así es, recomiendo echarse las 7 temporadas de la serie original para agarrarle más la onda. Eso sí, más allá de eso, no le veo un buen propósito, algo nuevo que justifique la continuación. Obviamente, el cliffhanger justificaría una segunda temporada de esto, pero los capítulos de este año han servido simplemente para un reencuentro con la década pasada.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.