“Hasta el Hueso” al final da hambre

Algo se habló de esta película sobre todo por el tema que retratan. Es un tema medio tabú, medio delicado, que sólo con pinzas puede uno tomarlo. El tema es la anorexia y todo lo que esto conlleva. Se habló incluso que esto podría parecer una versión como “13 Reasons Why”, sólo que sobre este tema que afecta a muchos jóvenes. No sé si tenga el mismo impacto que la serie, pero esta película tiene sus cosas. El problema es que sólo por el tema ya genera expectativas, y no vemos que al final es una propuesta artística. Lamentablemente “Hasta el Hueso” (To The Bone) se queda corta en sus aspiraciones, quedando inconclusa en muchos sentidos.

La película original de Netflix va de una chica de 20 años, Ellen, quien sufre anorexia. Por más que sabe que está mal, su enfermedad mental le impide comer normal así que decide ir a una especie de internado para que la ayuden a mejorar. Ya ahí verá que no es tan fácil como lo pintan, estando la solución en ella misma. La película llamó la atención porque se suponía que Lily Collins, la actriz que está bien guapilla, se iba a transformar completamente. Como que siempre da curiosidad que un actor o actriz cambie por completo su apariencia. Pero había truco, y cuando vemos su cuerpo en deterioro, se nota mucho que es una doble que sí está enferma. Pudiera parecer que es una cosa mía, pero es que eso es resultado de un proyecto que no se toma las cosas de manera más seria.

El guión no persigue un conflicto verdadero. La chica está enferma y necesita recuperarse en una casa revisada por el doctor para poder mejorar, pero fuera de eso, las cosas pasan muy por encima. Está el conflicto familiar, pero es algo que nunca explota. Por ahí meten cosas como la amistad o hasta el amor, pero tampoco es algo en que la película se mete demasiado. Al final el guión sigue el proceso de la enfermedad desde un ángulo no tan tenso, sino de una manera muy suave y por momentos hasta irresponsable. Es que con un tema así se necesita más cuidado y aquí no lo tienen. Obviamente la realización tiene mucho que ver, pero tampoco es algo que llame mucho la atención, siendo un drama no tan dramático, por lo que no hay mucha fuerza.

No sé si quisieron ser un vehículo de prevención o qué, pero “Hasta el Hueso” no es una película destacada. Trata el tema muy por encimita, quizá muy al ahí se va. Y nos e mete de lleno en otros subtemas igual de importantes. No hay un conflicto lo suficientemente fuerte como para ponernos los pelos de punta. De hecho, el personaje de Collins no es muy carismático que digamos. Al final todo se queda en la mediocridad, desde la propuesta argumental hasta en el entretenimiento. Sin duda, una película que impactará en lo más mínimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.