“Historia de Fantasmas”, contemplando el espíritu

By December 29, 2017 Críticas No Comments

En repetidas ocasiones he mencionado que lo más importante para apreciar una película es identificar su objetivo. Tan fácil como si una película se vende como una comedia y no es graciosa entonces es mala a pesar de que los actores estén bien o los efectos visuales se vean increíbles. Si una película es de acción y no tiene un ritmo picado, entonces es mala porque la sensación que me vendieron no es la que estoy obteniendo. ¿Cómo sé del objetivo si no tengo idea de la película que voy a ver? Si al final vemos que todo lo mostrado, en todos sus elementos, nunca fueron incongruentes, entonces es fácil hallar el objetivo. Si una película es de terror, pero al mismo tiempo es contemplativa, pero al mismo tiempo es de acción, pero es drama, pero está mal actuada… entonces tenemos un problema. “Historia de Fantasmas” (A Ghost Story) podrá tener un ritmo lento, pero siempre está en sintonía con el tono propuesto.

La película va de una pareja joven que viven juntos en una casita hasta que el hombre muere, sólo que el espíritu permanece escondido en una sábana con hoyitos para regresar y ver los cambios tanto de su pareja como de la vida misma. La película es muy contemplativa, pero muy contemplativa. Literalmente, el protagonista que es un fantasma, contempla lo que sucede a su alrededor. Y sin embargo la película funciona muy bien porque es congruente en todo momento. Es decir, si tienes a un protagonista contemplando cosas, ¿por qué no narrar la película de una forma más reflexiva y pausada? Por supuesto, hay momentos que están a punto de pasar de la línea de lo aburrido o que de plano los pasaron, como esa escena interminable de la chica comiendo un pay, quién sabe cuántos minutos de la misma toma, sin diálogos, sin música, comiendo…

Pero es que el meollo del asunto siempre será el objetivo. Y esta película se nota que pretende darle una vuelta de tuerca a las historias de fantasmas. Algunos la tacharían de lenta, pero en realidad su estructura es muy proporcional a la correcta. Es posible que la confusión sea porque lo lento resulta ser el ritmo, pero estoy seguro que si uno capta la esencia de la historia podrá seguir la película con mucha atención. Porque la música y la fotografía generan un ambiente tranquilo, relajante (bueno, a veces intrigante). Sensaciones que ayudan a mantener una atención mantenida. Las reglas que nos propone el realizador David Lowery son igualmente atractivas y el hecho de ver a un personaje en una sábana le da un toque carismático. Al final, varios elementos técnicos en conjunto ayudan a que la película no se sienta pesada, a pesar de su densa narrativa.

En conclusión, “Historia de Fantasmas” es una historia de un fantasma que contempla el pasar de la vida tras su muerte en una narrativa contemplativa. La historia es simple, pero muy entendible. Es tan chiquita que a lo mejor si la hubieran hecho cortometraje podría salir excelente, pero afortunadamente es de fácil entendimiento. En varias ocasiones algunos cineastas que se creen la gran cosa haciendo películas en ese estilo narrativo fallan porque ni la historia pudieron contar bien. Aquí no sucede eso, porque más la historia y el tono, la congruencia en esta película es admirable. Y aparte es muy relajante, amable y quién sabe cómo pero cae bien. Así que vale la pena echarle una mirada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.