“Hotel Transylvania 2”, chistes para parchar

By September 29, 2015 Críticas No Comments

hotel transilvania 2 1

Hay modas que gustan y que después de un rato ya se vuelven un estándar natural. Eso está pasando con un tipo de comedia, donde el humor radica en situaciones alocadas y directas. Puede ser más puntual en el cine animado, donde ese alocado tono tiene por objetivo ser buena onda con el público y potencializar el momento actual. El argumento no importa, con el simple hecho de sonreír y ofrecer esa sensación de fiesta cool. Eso es lo que pasa con “Hotel Transylvania 2”, pues es muy débil su premisa, que lo parcha en muchos momentos con chistes rápidos y prácticos.

Este es un tipo de secuela que no tiene otra razón de ser más que sacar todo lo que se pueda por concepto de merchadising. Juguetes, mochilas, loncheras, rompecabezas… todos esos tipos de productos con las caras de estos monstruos sonriendo buena onda. Y es que finalmente son atractivos para el mercado infantil, pues estamos ante una película que estimula el divertimento de los más pequeños. Pero a costa de una profundidad pensada para los más grandes. El tono se vuelve totalmente infantil, pero sin una idea clara de a dónde quiere llegar como moraleja o mensaje final.

hotel transilvania 2 2

Y eso es más preocupante, pues como entretenimiento le cumplen a los niños, pero como un vehículo educador se vuelve totalmente vacío. Tiene por ahí algunas ideas sobre la inclusión de todas las personas sin discriminar a nadie por ser como es, pero no es lo suficiente fuerte como para soportar el argumento. Al final resulta forzado lo poco que quieren demostrar, así que todo eso lo remedian con la forma. Todo es más disparatado. Hay por ahí chistes que funcionan, no por lo que suman, sino por ser puntualmente graciosos. Ok, te hacen el visionado para llevadero, pues no son chistes de mal gusto, pero al final tampoco resultan ser indispensables para la narración.

“Hotel Transylvania” es una película que está de más. No propone nada nuevo, ni resulta ser interesante como una obra audiovisual. Contiene momentos divertidos, sí, eso por lo menos te hacen un rato agradable pues son simpáticos. Pero al final hay una sensación de vacío, sobre todo en el público adulto (que al final tiene que ir pues no van a llevar a los niños solos). Para los más pequeños resultará divertido, pero no será algo que pueda mantenerse en la mente como algo importante.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.