“La Bella y la Bestia”, bonita e innecesaria

By March 16, 2017 Críticas No Comments

la bella y la bestia 1

No sé qué piensen ustedes sobre rehacer obras artísticas. Me parece que a veces es necesario regresar a una obra que parezca inconclusa para aportar nuevas cosas. Cosas no tangibles, como ideas o discursos. Aunque por ejemplo, ¿Recuerdan el remake de “Psicosis” (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960) realizado por Gus Van Sant en 1998, donde sólo cambió el color por el blanco y negro, dejando el guión y la realización casi exacta a la original?. Ese tipo de remakes no tienen ningún sentido porque no aportan absolutamente nada de contenido. Entonces ¿Por qué hacer nuevas versiones de obras maestras si es muy poca (o nula) la propuesta artística? No se trata de realizar las cosas con nuevas tecnologías, se trata de aportar un innovador contenido. Me temo que “La Bella y la Bestia” (Beauty and the Beast) es esa clase de remakes innecesarios aunque su acabado audiovisual esté impecable.

La premisa es la misma de la película original de 1991. Se trata de Bella, la misma chica que lee libros con el mismo vestido y cantando la misma canción, que busca a su padre secuestrado en un castillo encantado donde vive la Bestia gruñona y otros personajes encantados. Es lo mismo. Pero no quiero parecer el típico tipo que sólo defiende lo nostálgico, como si lo de antes fuera mejor. Y no es eso, mis argumentos no van por ahí. Sin embargo, no puedo dejar pasar el factor del remake y hacer una comparación forzada con una gran película de animación. Entonces, con lo que me encuentro es con un guión que prácticamente calca muchas escenas de la película animada, por no decir que toda su estructura argumental. Hay detallitos como palabritas, ciertas situaciones que en vez de irse a la izquierda se van a la derecha o espacios para una que otra nueva canción, pero en esencia no hay propuesta creativa porque el objetivo era vestir de forma moderna algo del pasado.

Y es cuando me pregunto, ¿Qué caso tiene? Alguien podría argumentar que esto es para nuevas generaciones, como si los niños de ahora no tuvieran la suficiente tecnología para ver todos los clásicos de Disney. La película original está en youtube, no hay mucha ciencia sobre eso. Ese no sería un argumento válido. Otros podrían defender el hecho de que ahora la película está realizada en live action, como si el formato de animación fuera algo de segunda. Lo verdaderamente importante, y aunque a lo mejor no lo captamos de manera consciente, es que nos gusta una película por su profundidad de contenido. La película animada fue la primera, y por lo tanto fue innovadora. Esta segunda que no aporta nada al contenido no es innovadora porque llega años después.

Fuera de eso, que es algo muy importante, la película entretenida. Todo está correcto. Es decir, la música (casi la misma de película original) se escucha muy bien, emociona. La parte visual, lo que es el diseño de producción con todo el vestuario y los decorados, más el maquillaje y la fotografía, todos los efectos visuales… todo eso está muy bien, de primer nivel. No es una película que no valga la pena por su acabado técnico. Si uno se conforma con eso está bien. Y si uno no ha visto la película original también le va a gustar mucho (pero sería raro que nunca hayan visto la original, pero siempre hay casos). Emma Watson está normal. Da igual, todo está correcto en ese aspecto, pero qué necesidad no ofrecer contenido nuevo.

En definitiva, el remake de “La Bella y la Bestia” es una película que no escatima en lograr un acabado visual impresionante. Toda la parte técnica es una cosa muy impresionante. Sin duda, Disney es de los mejorcitos que logran lucir sus películas visualmente. Pero el gran pero es su propósito. Es un remake que no aporta nada nuevo. Algunos lo pueden tomar como un homenaje a la original, pero yo lo veo más bien como una película que no aporta nada nuevo en su contenido. Es lo mismo, lo mismo, lo mismo. Obviamente predecible, y todo eso que ya vieron en la animada. A lo mejor va a llamar a la curiosidad en los primeros días, pero después se va a olvidar más pronto que tarde.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.