“La Boda de Valentina”, absurda y sin timing

By February 9, 2018 Críticas No Comments

Esto creo que ya me está asustando. Yo soy de los que no duda en pedir a los cineastas (bueno, la verdad es que no pido, más bien deseo) que siempre piensen en el público. Es detestable cuando un realizador hace una película para sí mismo o para un reducido grupo de personas que se cree tener una mayor capacidad de comprensión sobre la obra, como si la apreciación artística fuera exclusiva de su contracultura. Siempre en el arte se tiene que buscar al público en general, no como objeto de convencerlos de los valores artísticos, sino para que tengan la oportunidad de apreciarla. Ahora, por supuesto que el arte también tiene que ser estético y estudiado, pero yo estoy seguro que se puede llegar a ese punto aún con el público mayoritario de lado. En México, hace 15 o 20 años se hacían películas chafas y exclusivas, y la verdad es que yo siempre deseaba encontrarme con películas buenas e incluyentes con el público mayoritario. El problema es que han entendido la parte comercial, pero a la mala, pues de un tiempo acá, no logro recordar de una película decente con aires comerciales. El último ejemplo de películas chafas y comerciales es “La Boda de Valentina” que resulta tener una trama absurda con una comedia deficiente.

Pues la película va de Valentina que es una mujer fuerte, valiente y buena; la mujer perfecta básicamente que se compromete con un gringo, pero su papá es un político corrupto en México que para no caer en el escándalo casa en secreto a su hija con el ex novio mexicano, por lo que ella tratará de alguna forma arreglar el problema. Eso es más o menos de lo que trata la película, pero la verdad es que me han dejado confundido. La película es absurda por todos lados. Se supone que Valentina es perfecta, pero ni siquiera se ve bonita. Los personajes caen en la caricatura todo el tiempo. Otra vez el tratamiento de personajes es inverosímil, con un papá ridículo que es corrupto, pero ella lo quiere salvar y con un videito de youtube puede hacerlo… creo que Meade y Anaya deberían de contratarla. Hay cameos, pero todos desafortunados. Y lo peor de todo es que la comedia tiene el peor timing y, por ende, un peor resultado humorístico.

Por supuesto, no ayuda en nada el guión que se va en clichés por todos lados. Omar Chaparro es un hígado y actúa mal. Está Jesús Zavala en el mismo personaje de Hugo Sánchez en “Club de Cuervos”, y así una lista interminable de errores de continuidad, de incongruencia con el guión, de una mala fotografía, de una mala decoración de sets, de una mal utilización de la música, de malas actuaciones… Es que todo está muy chava, y todo es por un pésimo guión que es incongruente por todos lados. Si algo es así desde el principio, ¿ustedes creen que la cosa puede mejorar? Pues no, la película es terrible.

Así que en resumen, “La Boda de Valentina” es una mala comedia romántica, porque simplemente no tiene comedia y no tiene romanticismo. No hay química por ningún lado entre los protagonistas. A decir verdad, todos actúan pésimo. Y claro, cómo queremos que actúen bien si la realización está en automático y el guión está súper chafa, con personajes superficiales que no tienen un buen desarrollo y que todo el tiempo están caricaturizados en situaciones inverosímiles. Cómo pueden logran una película técnicamente correcta si no tienen idea de lo que hacen, y eso lo digo porque se nota todo el tiempo, porque las imágenes no están ni siquiera bonitas y porque el guión no va a ninguna parte. Pero bueno, al parecer ese es el cine mexicano que nos está llegando cada vez con mayor constancia y no sé hasta qué punto el público mayoritario tiene la culpa. Sin duda, una pésima película.

Leave a Reply

Your email address will not be published.