“La Forma del Agua”, cuento inocente

By January 14, 2018 Críticas No Comments

Hace poco salieron unos comentarios de Jodie Foster en donde, palabras más palabras menos, criticaba a los cines de superhéroes por masificar el cine resultando en un fracking, que trasladado al cine sería como una especie de negocio donde sólo importa el dinero a costa del aspecto cultural. Bueno, no es del todo cierto. Si bien los estudios tienen diferentes áreas donde la franquicia funciona como ella dice (y no nada más en superhéroes sino en cualquier cosa que llame a la aventura), también hay otras opciones que apelan al buen gusto y a la inteligencia; sólo que resuenan más los blockbusters por el dinero en la taquilla, nada más. Creo que al final, si un cineasta tiene personalidad y puede hacer lo que se le venga en gana, tendrá la oportunidad para hacerlo. Y es el caso de Guillermo del Toro, que con “La Forma del Agua” (The Shape of Water) da rienda suelta a su imaginación y a sus temas de una manera muy clara.

La película va de Elisa (que se pronuncia como Elaisa…) quien es una mujer muda trabajando de intendente en un lugar secretísimo del gobierno donde se trabaja con cosas misteriosas y donde la seguridad es como las Farmacias Similares, todo esto enmarcado en los 60 en plena Guerra Fría. Elisa tiene a su amigo el vecino que es gay y su amiga del trabajo que es negra, y un día se enamora de una criatura mitad anfibio mitad humano que le cambiará la forma de ver su vida. Es ese tipo de películas que tiene muchas, pero muchas más cosas positivas que negativas, aunque esas causen cierta comezón. El único pero de esta película es la inocencia de la trama, el cómo se van dando las cosas para que esta avance. Como que Del Toro junto con Vanessa Taylor no amarraron bien las cosas para desarrollar la trama de la mejor manera.

Hay varios agujeros de guión, producto más de una inocente visión que de un error garrafal. Es decir, en todo momento sentimos el objetivo de esta película, que no es otro que mostrar que cualquier persona (o cosa) puede amar y sentirse amado, independientemente de su aspecto o situación. Probablemente no me conecté del todo con la premisa de una mujer enamorada de un monstruo, sobre todo por cómo se dan las cosas. Uno esperaría a lo mejor más verosimilitud para poder creer eso, pero afortunadamente, y es algo que la salva, es que la inocente premisa es justificada por la inocencia de todos los personajes. Tienes a esta mujer que es muda, cuarentona, pero que se comporta como una niña inocente. Hace sus gestitos, tiene a sus amiguitos, sueña en bailes, le gusta lo bonito y toda esa inocencia remarcada ayuda a aceptar su enamoramiento con un monstruo. Al final es “La Bella y la Bestia”, y funciona porque los personajes sueñan y se dejan llevar por su inocencia y sus sentimientos.

Creo que eso es lo más importante, el mejor provecho que uno puede sacar de esta película. Pero es que también se vuelve más memorable con el acabado audiovisual. El diseño de producción es increíble, y lo que me sorprende es que dicen que la hicieron con menos de 20 millones de dólares, pues se nota que le sacaron todo el jugo. Los colores, las sombras, las texturas… todo está pensado al máximo. Y aparte de pensado muy bien presumido. Muy probablemente gane el Oscar en ese apartado. Pero también la fotografía es muy adecuada, y la música también está en equilibrio con la propuesta. Todos esos elementos técnicos enriquecen el visionado y hace que uno termine satisfactoriamente.

Así que sin más “La Forma del Agua” sí es esa película que desde hace ya rato se nos ha estado vendiendo como la mejor de Del Toro y una de las mejores películas del año. Personalmente no sería mi favorita para ganar el Oscar (creo que Dunkerque lo merece más), pero sin duda que vale la pena echarle una mirada porque derrocha en todo momento calidad. Quizá el único, pero el único arroz negro que tiene es esa inocencia desmesurada que forza a que la Mujer y el Monstruo se conozcan, pero de ahí en adelante, cuando te adentras al juego, creo que la película alcanza momentos de puro cine que merecen ser vistos y disfrutados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.