“Llámenme Francisco”, el origen de algo importante

By December 18, 2016 Críticas No Comments

francisco-1

Es normal que una figura pública, celebridad o persona reconocida sea objeto de una representación sobre su vida. Los grandes artistas, políticos y deportistas siempre llaman la atención. A lo mejor también se hacen para lograr notoriedad, porque no es lo mismo contar la historia de un tipo que canta sólo en bares a un tipo que llegó a cantar en los lugares más importantes del mundo. La gente famosa vende. El público va a estar más interesado, quizá por morbo, en ver una biografía de Michael Jackson que una de Berenice Domínguez. Sin duda, la miniserie que narra los orígenes del Papa Francisco existe sólo porque cuenta la vida de un famoso y no porque su vida realmente valga la pena ser contada. “Llámenme Francisco” (Chiamatemi Francesco) nos narra los orígenes del Papa forzando a que sea interesante.

No es que no sea importante los orígenes de un papa, siempre da curiosidad, pero gran parte de esta miniserie se detiene en un Jorge Bergoglio joven, mucho antes de que sea llamado por su religión hacer el líder. Él es argentino y vivió la Dictadura Militar que anduvo por ahí a finales de los 70 y principios de los 80. Se sabe que conoció a muchos sacerdotes perseguidos por los militares, pero hasta ahí. No soy muy conocedor de su vida, he de admitir, pero me da la sensación que la serie pone mucho énfasis en esa parte de su vida forzando de alguna forma los conflictos de Jorge. Sean ciertos o no, lo cual no es importante en una obra de ficción, el guión fuerza mucho los problemas de Jorge con los militares y con el peligro que representan. Lo vemos sufrir desesperadamente, con miedo, pero al mismo tiempo siendo valiente y fuerte para resistir. Lo representan como un héroe, un ejemplo de fuerza y coraje. Pero al mismo tiempo realmente no estuvo en peligro. Por eso da la sensación de que fuerzan su viaje como personaje.

Me recordó mucho a “Karol: El Hombre que se convirtió en Papa” (Karol, Giacomo Battiato, 2005), una película que nos contó los orígenes de Juan Pablo II (luego hubo una segunda parte ya situándonos en su papado). E igual a esa película que narraba los orígenes del papa polaco, esta miniserie sitúa al protagonista en un ambiente peligroso como lo fue la Dictadura argentina (en la historia de Juan Pablo II el ambiente peligroso era la Segunda Guerra Mundial), pero fuera de un conflicto directamente. Nadie lo quiere matar, nadie lo quiere bajar, nadie está en contra de él. Entonces al final te preguntas ¿Y? Sus orígenes como anécdotas son interesantes , pero cuál es el conflicto. ¿Dónde está la historia increíble?

En algunas reseñas que escribo me detengo en la parte técnica y en otras no. En las que no es porque generalmente siempre están bien, buena foto, buen arte, buena música, etc. Pero cuando me detengo en esos apartados es porque me llaman mucho la atención, a veces para bien y a veces para mal. En este caso, para bien y para mal. Para bien en la parte de ambientación. Sí me creo que están en los 70, en los 80, en los 90. Y aparte la fotografía está muy bien, muy decente. Pero qué onda con el sonido. Son varios lo momentos en que el lipsync de algunos personajes está mal sincronizado. Parece como si estuvieran doblados. Detalles técnicos, pero importantes, que te sacan de la trama.

En conclusión, “Llámenme Francisco” es una miniserie interesante por el personaje. Da curiosidad su vida en Argentina y cómo la lleva con la Dictadura todo eso, pero al final estamos ante puras anécdotas que no tiene mucha fuerza. El problema es que siento que los guionistas trataron de forzar esa parte, pero sin alcanzar su objetivo. Está muy bien ambientada, visualmente muy bien lograda, pero hay ciertos detalles técnicos puntuales que te sacan del visionado. Es un buen intento de acercándonos a una figura pública muy influyente, pero en un resultado muy irregular.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.