“Los Increíbles 2”, diversión de superhéroes

De unos años acá, Pixar ha ofrecido varias secuelas de sus más grandes éxitos, algunas de ellas sin una razón de ser. Por lo tanto, muchos fans y gente pensante veían una especie de ida al Lado Oscuro de Hollywood donde sólo importa el dinero y no la calidad de una buena película. Por supuesto que importa el dinero, siempre debería importar, pero lo que sí es un hecho es que han dejado a un lado el cuidado de las historias. Muchos decían que la única secuela que debería haber es la de “Los Increíbles” (The Incredibles, Brad Bird, 2004), pero antes salieron otras que no veíamos el caso. Hasta que por fin ha salido la secuela en plena época de oro de los superhéroes, por lo que no se siente el impacto que tuvo la primera. “Los Increíbles 2” (The Incredibles 2) mantiene la esencia de la original, aunque en una propuesta marchitada por el tiempo.

La película va de la familia Increíble quienes regresan a la vida cotidiana cuando un gran empresario propone recuperar a todos los súpers que existen para hacer una especie de agencia / equipo tipo Avengers. Para esto, Elastigirl resulta ser la representante realizando varias misiones aunque claro, las cosas se ponen tensas y un nuevo archienemigo aparece. Y la historia es lo que falla, pues no es muy original, de hecho no lo es. Incluso, toma ciertos puntos argumentales de la primera con algunos cambios. Si antes Mr. Increíble era el que iba al trabajo, ahora es Elastigirl. Y luego un villano con planes para dominar al mundo… meh. Hay problemas familiares como el tiempo con los hijos, los cambios con la edad y todo eso resuelto no de una manera novedosa. Lo cual hace que la película no trascienda.

Visualmente está muy bien, es evidente que cada con cada película nueva deslumbra con la tecnología, pero eso no debería de sorprendernos ni ser algo importante a la hora de apreciar una película de Pixar porque eso nos lo venden a la primera. Si ya sabemos que visualmente va a estar muy bien, lo que nos interesa es la historia y en eso cojea. Claro, es divertida, muy entretenida y hay grandes momentos de comedia y acción. Como pasatiempo como película veraniega, “Los Increíbles 2” funciona. En todo momento nos mantenemos en el asiento aferrados, pero después de que se prenden las luces nos damos cuenta que no nos deja nada, no nutre nuestro intelecto como sí lo hizo la original.

Así que en resumen, “Los Increíbles 2” es una película divertida, entretenida, llena de acción y comedia que será del agrado de mucha gente. Pero a diferencia de la primera película que también tenía todo eso, le falta esa pizca que la hizo grande, la originalidad y la trascendencia que emanaba de su guión. Esta película no es original, repite fórmulas ya degastadísimas del cine de superhéroes y de aventuras, por lo que no profundiza ni en los personajes ni en su discurso, cual sea que este sea. Queda claro que todavía no había una secuela lista, y la que se hizo simplemente fue porque los años ya habían pasado y tenían que sacarlos del empolvado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.