Los Premios Ariel y el Cine Mexicano

ariel 1

Hoy en la noche se llevará a cabo la ceremonia de los Premios Ariel 2015, organizada por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas Mexicana. Un simple pretexto para escribir este post sobre los nominados, posibles ganadores y la percepción del cine mexicano en la actualidad. Uno que anda tratando de meterse en el medio y que aparte tiene el espacio se da la libertad de opinar; sin embargo, jamás podrá adjudicarse la total verdad, para nada. Así que ahí les voy.

Con el paso de los años se ha visto un incremento en la producción del cine mexicano. Este año se inscribieron al Premio Ariel poco más de 130 películas. Lo cual equivale a un buen dato. Esto pudiera atribuirse a un aumento de apoyo gubernamental (lo cual existe), pero en realidad no alcanzan niveles tan grandes como para producir tal cantidad de largometrajes (más toda la cantidad de cortometrajes y apoyos a diversos proyectos audiovisuales). Más bien, y creo que ahí está lo valioso, se debe en buena parte a la conciencia a nivel empresarial del productor.

Por supuesto, de esas más de 130 películas, cuántas fueron realizadas para un recorrido exitoso por las carteleras mexicanas. Lamentablemente, todavía hay “cineastas” que por su ego son incapaces de alcanzar una visión integral del cine universal. Es decir, se nota una preocupación mayor por el discurso y el fondo intelectual, que se cierran a las formas más cercanas para el público en general. El deseo de que toda la gente pueda apreciar y comprender el discurso complejo resulta en una utopía, una frustración que lleva a juzgar a la gente como ingenuos. Desde mi punto de vista, la gente entiende los temas universales, el problema es que ese disfraz de complejidad e intelectualidad en realidad es un tema puramente personal del artista que es incapaz de conectarlo con el público.

guten tag ramón 2

Afortunadamente, hay cada vez más productores preocupados por el recorrido exitoso en las salas de cine (y en televisión o en medios online). Como todo buen negocio hay que entender la película como un producto, lo cual conlleva a aplicar estrategias de marketing, desde la producción y su proceso idóneo, hasta la distribuicón y ventas. Un estudio de mercado por supuesto que aplica para aminorar los riesgos de rentabilidad. La tecnología es una herramienta de crear nuevas oportunidades, porque a fin de cuentas, el público siempre tendrá la necesidad de entretenerse y divertirse. Claro, eso no valida que se hagan propuestas con una calidad infumable. Así que para hacer y aplicar al concepto del buen cine, significa equilibrar en un 50% la parte de negocios y un 50% la parte artística.

Ahora bien, una entrega de premios debe significar el reconocimiento artístico, independientemente de cómo le fue en taquilla. Pero eso no significa hacer menos a las propuestas con un perfil comercial. La segregación, aunque parezca un bien, sigue siendo eso, una exclusión. Lo que veo particularmente en estos premios que se entregan mañana es una total integración y diversidad de propuestas, independientemente si a uno le fue bien o no en taquilla.

Falta ahora un acercamiento, no del cine, sino de la misma Academia con el público. Ha habido avance, pues ya se trasmite por televisión la ceremonia, pero con dos horas de diferido. Tampoco es que esperamos una producción espectacular con todo el show y la parafernalia, pero con poco se puede hacer mucho, y creo que les ha faltado un poco de creatividad. Falta de creatividad, tanto en el show como en su publicidad, pues nadie se preocupa. Si uno googolea Premios Ariel 2015 le aparece que se realizó el 26 de mayo, o sea ayer.

Pero bueno, ojalá gane el mejor. Les recuerdo los nominados en la categoría reina, y las críticas que en Watsamara hemos publicado sobre alguna de ellas.

Mejor Película:

  • Carmín tropical
  • Güeros (crítica aquí)
  • Guten Tag, Ramón (crítica aquí)
  • La dictadura perfecta
  • Las oscuras primaveras (crítica aquí)

Leave a Reply

Your email address will not be published.