“Luke Cage, season 2”, un héroe que agandalla

By August 5, 2018 Críticas No Comments

El ritmo que está agarrando Netflix a la hora de estrenar producciones está bárbara, y siento que se está reflejando en las producciones que nos ofrecen y que comparten universo (supuestamente) con el Universo Cinematográfico de Marvel. Toca el turno del Power Man de vuelta en las calles de Harlem tras ir a la cárcel y salir para luchar en The Defenders. Y algo está pasando con las segundas temporadas de estas series compartidas que nomás no levantan como uno esperaría. Pues al igual que pasó con “Jessica Jones” esta segunda temporada de “Luke Cage” ha estado por debajo de lo esperado aunque con un final que invita al optimismo.

Esta segunda temporada va de Luke Cage quien ya está medio harto de ser quien ponga orden en las calles de Harlem cuando un conflicto entre Mariah Stokes y un tipo jamaiquino llamado Bushmaster se empieza a salir de control. Esta segunda temporada resulta rara puesto que un pensaría que, como pasó en la primera temporada, el nuevo tipo Bushmaster sería un villano súper fregón con el que Luke Cage tendría que luchar hacia el final pueto que también tiene ciertos poderes especiales. Pero no, de pronto vemos cómo Luke Cage está en medio de un conflicto entre dos villanos que no lo pelan mucho. En ese sentido resulta interesante pues la serie se aleja de las fórmulas que caracterizan a las historias de superhéroes, donde un nuevo villano sale y el héroe lo tiene que detener, pero la ejecución no es la adecuada.

Sigo creyendo que 13 capítulos es demasiado. Es demasiado. Con 8 estamos bien, es más, en una de esas hasta con 4 capítulos pueden armar una buena temporada, pero les encanta andar de mamushcos y nos ensartan 13 capítulos donde varios de ellos resultan tener grandes huecos donde no pasa nada. Es un alargamiento innecesario donde no vemos adecuadamente los argumentos de la historia en una narrativa ágil y contundente. Sólo en el capítulo final vemos cosas interesantes aunque no de una manera que esperaríamos. De hecho, y a pesar de que Luke Cage es poderoso y todo eso, nunca vemos ningún enfrentamiento final que refleje un clímax. Todo se contiene en conversaciones, miradas y acciones que no cruzan la calle. Es interesante que esas cosas lleven a algo inesperado, como el guiño de un Luke Cage mafioso, pero creo que le faltó la dosis necesaria de acción que aquí brilló por su ausencia.

Así que en conclusión, la segunda temporada de “Luke Cage” es un bajón en comparación con la intensidad de su primera temporada. Si bien el argumento, aunque inesperado, pudo vale la pena, su ejecución gracias a un alargamiento innecesario de capítulos hizo que no fuera sorprendente. Probablemente es la temporada más aburrida y anticlimática de todas las de Marvel en Netflix y eso no es bueno a pesar de, como mencionaba, su final contiene elementos argumentales que hacen pensar que no todo está perdido. Sólo hace falta más enfoque y más practicidad a la hora de hacer las cosas. Ojalá reviertan en una nueva temporada que contenga más entretenimiento que un personaje como este requiere.

Más del Especial Marvel en Watsamara:

Cine

TV

Leave a Reply

Your email address will not be published.