“Luz de Luna”, conflictos interiores

By January 26, 2017 Críticas No Comments

luz de luna 1

A veces me pongo a pensar en qué es lo que hace especial una historia. Ya sé que la película es importante gracias a su argumento, pero qué es lo que hace a esa historia ser grande. Para mí, sin duda, se trata de tener un conflicto fuerte, que realmente pongan difíciles las cosas al protagonista. Un conflicto que lo cambien por completo. Cuando ese conflicto es más suave, el interés baja. No importa realmente las condiciones del personaje antes y después del conflicto, si era pobre o si es gay, si ese conflicto no es fuerte, no me causa a mí ninguna fascinación. Es lo que me pasa con “Luz de Luna” (Moonlight), una película muy bien dirigida, pero suave con la presentación de sus conflictos.

La película va cuenta tres etapas de Chiron (niño, adolescente y adulto), una persona negra y gay descuidada por su madre que tiene que sobrevivir a un mundo que parece faltarle al respeto. Si hay un tema con el que me quedo es ese, el respeto. Respeto como personas, respeto en las decisiones, respeto en quienes somos, qué hacemos y hacia dónde vamos. En ese sentido, el director Berry Jenkins hace un trabajo correcto. En ningún momento cae mal y al final concluye con un discurso bonito si se le ve de esa manera. Pero el conflicto principal no lo siento fuerte, y eso es algo grave para mí, pues toda la película la siento densa, como si quisieran sostener algo que es insostenible, como si quisieran darle importancia a algo que no lo es tanto.

No quiero decir que el conflicto interior sobre el descubrimiento de las preferencias sexuales o la falta de cariño familiar no sean problemas importantes. Pero como son conflictos muy personales, cada quien las toma de diferente manera. Aquí creo que le dan una importancia realista y eso traducido significa un conflicto suave y discreto. Por ende, creo que la película no resalta en absolutamente nada, más allá de algunos planos narrativos de Jenkins. Por ahí la música también destacable, lo acepto, pero el guión y los personajes están muy bajitos para la ambición de esta producción. Sí creo que hay un poco de soberbia. Un poco de mira que bonito, pero eso que muestran se siente vacío.

Pero como dije antes, la dirección de Jenkins está muy por encima del mismo guión. Tampoco no es la gran dirección ultramaravillosa, no. Pero tiene ideas interesantes más allá del estándar dramático con los que algunos se conforman. Esa escena en el mar tipo bautismo está genial o cuando la mamá se pone sobres con el niño gritándole en modo mute, son detalles que logran vestir mejor, quizá con más elegancia, a la película. Pero insuficientes para rescatar el argumento de una posición densa que el guión presenta.

En definitiva, “Luz de Luna” no es siquiera una buena película. Pero ojo, esa es mi opinión. Aclaro eso (cosa que no tengo porqué hacer) por su condición de nominada al Oscar a Mejor Película. Eso demuestra que a mucha gente le gustó, y yo sería de las pocas que no me produjeron nada más que cierto malestar. Mi argumento es el débil y discreto conflicto que presenta, sólo eso (bueno, técnicamente tampoco destaca). Pero ese detalle del guión hace que la aventura de este personaje se torne pesada cuando no debió serlo. A lo mejor para algunas personas sí lo es, pero yo lo sentí un poco incongruente. Pero véanla, de todas formas ustedes son dueños de su opinión.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.