“Me gusta, pero me asusta”, otra de clichés

By September 26, 2017 Críticas No Comments

Vivo en México y por lo tanto estoy al pendiente de lo que acontece en el cine nacional. Siempre hay que hacer análisis, tanto en lo individual como en lo general de lo que se está viviendo. En lo general, veía cierto abuso de películas de comedia apoyadas por la parte más comercial del cine mexicano. Pero es algo que comprendo, ya que la comedia es el género más barato y con más posibilidades de ser redituable, por lo menos en México. Y hemos visto dentro del género diferentes tipos, como la comedia romántica, en cine animado y hasta en farsa, pues es tal el impacto comercial que quieren lograr que hacen lo que sea por lograrlo. El problema llega cuando no se cuida la calidad y nos traen porquerías. No es el caso de “Me gusta, pero me asusta”, aunque la película entre tanto cliché y tanta farsa no resulta relevante como debería ser.

La película va de Brayan, el descendiente de una familia influyente de Sinaloa, y Claudita, una chica que espera encontrar su vocación a expensas de su padre, cuando se conocen y se enamoran en la Ciudad de México. Es esa película de choque de costumbres, pero al mismo tiempo no porque todos los personajes son tan exagerados que caen en la caricatura. Dirige Beto Gomez, pero como si cualquier hijo de vecino la dirigiera porque no hay una personalidad propia de autor. No es que quiera ver algo profundo, pero sí un estilo artístico que proponga algo. No, aquí es como si estuviéramos ante una comedia más del “Vítor” con todo ese estilo populachero, pero desde los ojos de alguien que sabe que ese estilo es estúpido y lo transforma en una parodia…

No sé si me expliqué. Es como si un artista que tiene ciertas nociones de calidad musical hiciera una canción de reggaeton a sabiendas de que lo que va a salir es un mugrero y que por lo tanto no se lo toma en serio. Es así como yo percibo esta película. A sabiendas de que están jugando con un tono de mal gusto, lo hacen y nunca se toman en serio la película. Por tanto es una payasada. Pero más importante aún, no caen tan bajo como otras que sí se toman en serio las cosas y hacen porquería y media. Por eso mi sentir con esta película es extraña, porque a pesar de que en esencia y en sus formas la película es como cualquier otra cosa mediocre, estamos ante algo que sólo está por diversión y que no busca nada más que ser un entretenimiento. Vamos, que ellos mismos se han dado cuenta de eso y que por tanto han dado rienda suelta a ser más condescendientes con las exageraciones y todos los clichés habidos y por haber.

Así que pareciera que esa es la propuesta de “Me gusta, pero asusta”, una película que no se toma nada en serio, ni a ellos mismos, y que sólo existe para ser un entretenimiento. ¿Es divertida y entretenida? por momentos sí, pero por otros no. Probablemente depende del humor con el que vayas a verla. Es una película que está a años luz de ser considera una propuesta artística y que toda su esencia está hecha por clichés y exageraciones que la vuelve una completa farsa. No sé si sea del gusto de muchos, pero es un gusto que no se define por ser elegante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.