“Mr. Robot, season 2”, la locura

By September 25, 2016 Críticas No Comments

mr-robot-1

Hace poco más de dos años estaba platicando con un tipo inmamable amante del cine intelectual y ya saben, de autores como Jodorowsky o Godard no salía. Después de criticar y mandar por la goma a las producciones de cine industriales o de estudio, el sujeto este se atrevió a decir pestes de las series de televisión. Claro, cada quien tiene libertad de gustarle o no las cosas, pero de eso a argumentar con la frase “Ya no vean televisión, son una mier…” demuestra que en este mundo hasta los “intelectuales” les aflora la ignorancia. Ahora, comparar los dos formatos audiovisuales suele también ser injusto, pero desde hace ya mucho tiempo (y es algo que este muchacho prepotente ignora) que en la televisión ha habido propuestas artísticas tan valiosas como cualquier obra de arte de cualquier tipo. Sin duda, “Mr. Robot” es una serie única que en su segunda temporada mantiene la calidad visual y la profundidad aparentemente abstracta.

La serie continúa donde nos quedamos, con un Elliot tratando de quitarse de la mente a su mentado Mr. Robot, más la lucha de Darlene por acabar con las corporaciones aparentemente más poderosas y que gobiernan al mundo desde las sombras. Gracias a la vida que existen los pequeños segmentos “Previously on” porque si no uno ya no podría agarrar rápido la onda ya que la temporada arranca con todo. Quizás eso sea un pequeño problemita. A lo mejor alguien que ve la serie encarrerado puede conectar la primera temporada fácilmente con la segunda, pero a uno que después de un año de no saber qué onda con Elliot y su mente cuesta acomodarse en la aventura. En ese sentido, podría decir que esta temporada inicia muy rápido, sin apenas momentos para una descripción de cómo andan las cosas.

Pero bueno, ya después del tercer o cuarto capítulo, cuando las cosas de la segunda tanda de episodios tienen más consistencia, las cosas se empiezan a poner mejor. La tensión, el suspenso y el misterio está muy bien equilibrados, y en ocasiones hasta nos sorprenden con algunas secuencias por demás ingeniosas y creativas. Además, la inclusión de nuevos personajes muy interesantes amplifica más la calidad argumentativa de la serie. Porque a pesar de que en apariencia podría parecer que “Mr. Robot” es una locura, las interpretaciones de los personajes conectan adecuadamente con el público. Ojo, tampoco es que sea fácil hacerlo, tiene sus cosas abstractas y si uno está pajareando se pierde de cosas interesantes y luego es difícil reconectar. El público de la serie debe ser inteligente, y si tú eres uno de esos que no está en la baba posiblemente la disfrutes mucho.

Y lo que no puedo dejar pasar es el apartado visual de la serie. Sigue manteniendo ese plus del cuidado estético introducido en la primera temporada. Si hay algo que me encanta de esta serie es, sin duda, el arte visual. Desde la colocación del logo, creo que desde ahí ya es algo original. Sigue manteniendo esos encuadres extraños, pero atrayentes, y esa fotografía elegante con cuidado de primera con la luz y el color. De alguna forma, la mezcla de todos esos elementos técnicos hacen que la locura de Elliot tengan más sentido. Vamos, que si estamos ante unos locos necesitamos más cachondeos en lo visual.

Sin duda, “Mr. Robot” sigue manteniendo el nivel en su segunda temporada. Todavía le da para mantener la calidad, pero probablemente tendría que hacer algo más en su tercera tanda, pues tampoco es que hayamos visto cosas tan originales como sí lo fue en la primera temporada. Pero bueno, todavía están a tiempo. Afortunadamente nos queda disfrutar de la segunda temporada llena de ingeniosos guiones y de estupendas interpretaciones. Es un hecho que esta serie va más allá de un simple entretenimiento, y es un gran ejemplo para servir como influencia en la ficción actual.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.