“Mudbound: El Color de la Guerra”, dramas vigentes

By February 25, 2018 Críticas No Comments

Ahora con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y su discurso racista persistente (porque sí es racista), se ha hablado sobre el incremento en los crímenes de odio. Sobre cómo ha habido casos de racismo a consecuencia de un aparente permiso que el gobierno de Estados Unidos hace a través de sus discursos y propuestas. Yo digo que el racismo siempre ha existido, sólo que en un mundo políticamente correcto ha estado bajo resguardo. Llega alguien al poder que es racista y lo único que hace es activar y dar rienda suelta al odio. Cuando el racismo no era mal visto allá en el sur de los Estados Unidos a principios del siglo XX no es muy diferente al sentimiento de hoy en día. Por eso las historias ubicadas en ese contexto lamentablemente siguen vigentes. Y eso lo demuestra “Mudbound: El Color de la Guerra” (Mudbound), una película que con demasiados personajes importantes habla de un racismo en su nivel más básico.

La película es de esa que van de varios personajes, es coral, pero técnicamente va de una familia blanca que se muda a nueva granja donde otra familia negra la trabaja. Unos son racistas y otros no, pero la llegada de dos familiares de ambas familias que vienen de la Segunda Guerra Mundial cambiarán un poco las cosas. En sí, el guión de esta película es de esas que cuentan muchas cosas de muchos personajes, pero no va precisamente por una trama principal. De hecho, probablemente, no contiene una trama principal construida bajo la teoría dramática y eso no le ayuda en mucho. Los personajes principales narran en primera persona sus puntos de vista, pero son varios que no terminas por ver quién es el que toma la batuta principal. Primero piensas que va del personaje de Carey Mulligan, Laura, luego del de su esposo Henry, luego de Hap, luego de Jamie, luego de Ronsel, y así hasta que te das cuenta que va de todos, pero no amarra con ninguno.

Me llama la atención porque el guión está nominado al Oscar… ¿Cuota racial? No lo sé, pero creo que la película no es redonda precisamente porque al haber tantos personajes, no podemos profundizar en ninguno. Y sí, al final el tema es el racismo, y vemos cómo hay diferentes tipos de personas que reaccionan de una forma u otra, pero no hay un desarrollo sustancial, un discurso fresco que nos haga movernos el piso. Al final es como, “hay racismo de mucha gente mala, hay gente ingenua y gente que se aguanta…” ¿Y? Eso ya lo sabemos, eso ya lo hemos visto. Veo un poco el mismo caso que con la película de “El Hilo Fantasma”, que al igual que “Mudbound” su trama no es especialmente apabullante, pero sí que desarrolla apasionadamente a sus personajes principales. Y aquí no. Quizá sean interesantes, pero no son impactantes.

El guión no es tan sólido, busca la forma de seguir contando lo malo que es el racismo, lo entendemos, pero se pierde con mucho personaje. Pero es precisamente el casting lo que está realmente bien. Si la película no cansa es precisamente por el bien hacer de su elenco que está muy correctamente. Todos en su papel y ninguno desentona. Incluso, Mary J. Blige, quien está nominada en Mejor Actriz de Reparto lo hace muy bien, quizá no para que la hayan nominado, pues su personaje al final no es muy relevante, pero al final es parte de un conjunto de buenas interpretaciones que ayudan a la ambientación. Lo mismo para ciertos apartados técnicos como la fotografía y la música.

En conclusión, “Mudbound: El Color de la Guerra” es una película que tiene muy en claro sobre de lo que está hablando. La directora es Dee Rees, una mujer negra que, si nos atenemos a lo políticamente correcto, hace un trabajo honesto porque, la verdad, sí se nota eso. Pero como suele pasar cuando de pronto un autor perteneciente a una minoría habla sobre una historia de minorías, se excede en querer darle un gran alcance a un discurso que carece de originalidad artística, y que no va más allá del cliché racial. No hay profundidad relevante ni un desarrollo de personajes que nos haga ver otro panorama. La película podrá estar bien hecha y bien actuada, pero la trama es muy pobre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.