“Nace una Estrella”, drama y música

By October 21, 2018 Críticas No Comments

Hay películas que probablemente no queremos que las hagan otra vez, sobre todo los clásicos. ¿Alguien se imagina una nueva versión de “Lo que el Viento se Llevó”? Probablemente nadie, pero hay historias que bien valen la pena ser contadas nuevamente. Y esas historias tienen la particularidad de que pueden ser adaptadas a diferentes circunstancias que la refresquen o encajen en nuevas propuestas. Una de ellas es, sin duda, “A Star is Born” que con esta versión que nos ocupa se convierte en la cuarta vez que la llevan al cine. ¿Necesaria? No sé, pero lo que sí sé es que es diferente y completamente adecuada a los tiempos de ahora. “Nace una Estrella” es potente y frágil al mismo tiempo, pero no tanto para ser una referencia de nuestros tiempos.

“Nace una Estrella” cuenta la historia de un cantante de country rock que es adicto al alcohol cuando se enamora perdidamente de una aspirante a cantante muy talentosa. Él la ayuda a conseguir sus sueños, mientras al mismo tiempo no puede dejar sus tormentos, demonios y adicciones a un lado. La película la dirige Bradley Cooper, que también protagoniza junto a Lady Gaga, y lo más destacado de su trabajo es que en todo momento te mantiene expectante. La primera hora se la lleva Lady Gaga con su actuación, donde realmente te crees a una chavita humilde, buena onda. Sus interacciones con Cooper son realmente destacadas, haciendo una química muy buena entre los dos. Pero la segunda hora, cuando ella se convierte en Lady Gaga básicamente, quien luce es Bradley Cooper, y no porque su personaje mejora, sino porque él refleja los sentimientos de una forma desgarradora que impactan en el espectador.

No es un musical como tal, es más bien un drama con ciertas canciones por aquí y por allá, y se entiende completamente, haciendo que la película sea más realista dentro de lo posible. Y eso en parte es gracias al ritmo del Cooper director que le impregna a la película. Es una dirección que lleva a las imágenes a ser más íntimos con los personajes. Por ejemplo, en la canción “Shallow” jamás vemos reaccionando al público del concierto, siempre vemos las carotas de Gaga y Cooper, porque eso es lo que más le interesa a Cooper director y en cierta medida eso hace que la película sea más dramática y profunda, o por lo menos parecerlo más.

Es un gran entretenimiento en una muy buena película, donde destaca también el personaje del hermano mayor, robado escenas al por mayor. Esa donde Cooper le dice que hacía las cosas por él, y luego se va conduciendo de reversa mirando hacia atrás… con esa mirada te dice muchas cosas y demuestra lo bien que está en la película. Pero siento que no es la gran película que el mundo esperaba. No deja de tener detalles que demuestran el forzamiento hacia una manipulación descarada, como por ejemplo la canción final, o la boda, o los grammy que no terminan de cuajar bien en la película, haciendo que no sea perfecta.

De todas formas, “Nace una Estrella” es una muy buena película que destaca por sus actuaciones, por el ritmo de la ejecución escénica y por los momentos musicales que no desequilibran la película en sí. Sin duda es una de las mejores películas que hay ahora en cartelera y chance una de las mejores del año, si bien es favorita para las nominaciones al Oscar, pero son muchos detalles que le encuentro que no la harán una grande entre los grandes. De hecho, yo siempre he considerado que una gran película nunca debe ser olvidada y siempre estar presente en la menta de la gente después de verla, y con esta me ha pasado que al salir no estuve demasiado entusiasmado. Al otro día preguntándome que había hecho el día anterior tardé un ratito para acordarme que había ido al cine a ver “Nace una Estrella”… a ese nivel se quedó en mi mente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.