“One Day at a Time, season 2”, equilibrio perfecto

By January 29, 2018 Críticas No Comments

Ya el año pasado, la primera temporada de esta serie que ahora nos ocupa, fue la primera gran sorpresa, pues yo en lo particular no esperaba mucho, o casi nada, y sin duda se tenía que colar en mi lista de las mejores series del año pasado. Dicho esto, le tenía muchas ganas a una segunda temporada y poco más de un año después llegan nuevos episodios, claro que con una mayor lupa y siendo una prueba para ver si el éxito de la primera temporada fue suerte o estábamos ante algo a destacar. Afortunadamente fue lo segundo, y sin duda que “One Day at a Time” es una de las mejores series de la actualidad, porque tiene un gran corazón que equilibra perfectamente el drama y la comedia.

Como buena sitcom, esta segunda temporada va de lo mismo que la primera. Es una familia de ascendencia cubana compuesto por abuela, mamá, hija e hijo tratando de sobrevivir y llevar de la mejor manera su vida cuando problemas amorosos, de trabajo, familiares y hasta sociales les llega. Es la clásica fórmula de la sitcom, y a lo mejor a primera vista sigue siendo medio anticuada, pero está en los guiones y en sus actuaciones el brillo que tiene esta serie. Ahora, está muy casada con esto del pro-inmigrantes pues le tiran a todo mundo que sea racista, incluyendo a Trump, de una forma muy evidente, y algunos otros temas medio debatibles como la orientación sexual, la familia disfuncional y otras cosas así. Podría esto afectarle, pero hasta ahora ha salido muy bien librada porque han sabido equilibrar esos temas candentes con un humor inmejorable.

Y es que los gags son muy acertados y los actores están muy bien identificados con sus personajes, y hasta más sueltos diría yo. Sin duda, Rita Moreno está disfrutando su personaje, y eso la hace uno de los mejores de la televisión, porque irradia alegría, optimismo y al mismo tiempo inocencia y dulzura. La calidez de los personajes se hace evidente y eso ayuda a que uno como espectador esté muy a gusto con el visionado. Entonces es muy destacado que logren mantener en equilibrio temas y situaciones fuertes o delicadas como el racismo, que realmente le llegan al público, con situaciones de lo más graciosas gracias a la calidez de sus personajes.

Así que sin duda, “One Day at the Time” ha pasado la prueba de la segunda temporada. Esa prueba que califica a las series en base a su rendimiento después de un primer éxito. Muchas no lo han logrado, pero esta sin duda que sí. Porque se mantiene en esencia, yo ya había destacado precisamente su equilibrio de tono, y lo vuelve hacer de gran manera. Sus personajes ya más delimitados funcionan a la perfección porque en conjunto sacan adelante a la serie. Y en general es una delicia ver una serie que toma al formato de la sitcom, para respetar una regla básica que es la calidez de sus personajes y sus situaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.