“Orphan Black, season 5”, los clones en paz

By August 13, 2017 Críticas No Comments

Vaya, es realmente raro hacer alguna reseña sobre la última temporada de una serie. Obviamente he hecho algunas, pero de pronto las cancelan antes de tiempo y es como si nunca hubiéramos asistido a un final, final. Pero con esta serie fue diferente pues desde hace un rato se sabía que esta iba a ser su última temporada, y qué bueno porque no es que se haya vuelto mala, sino que tampoco tenía una gran historia para poder alargar. Si le hubieran seguido probablemente nos meteríamos en terrenos pantanosos, con situaciones poco innovadores que no invitan a una conclusión al horizonte. Afortunadamente todo acaba bien en la quinta temporada de “Orphan Black”, una serie que en su etapa final concluye sus arcos con la unión de la buenos.

La serie siguió principalmente las aventuras de Sarah Manning, una chica rebelde que descubre que es parte de un experimento genético a gran escala donde se ven involucrados un montón de clones. La quinta temporada justo empieza donde termina la cuarta, con un cambio de juego por parte de Rachel. Toda la serie vimos la evolución de los misterios, donde conforme pasaban los episodios los personajes (y nosotros) descubrían verdades y respuestas a ciertas dudas que se planteaban. En términos generales se puede hablar de la serie como una digna producción de ciencia ficción, donde temas éticos, morales, familiares y hasta románticas tenían cabida de forma equilibrada. Quizá hacia la tercera temporada se volvía un poco revoltosa, pero siempre salía bien librada, especialmente por el aporte de Tatiana Maslany quien daba vida a muchas personalidades al mismo tiempo en pantalla.

Volviendo a una apreciación sobre la quinta temporada, no puedo decir que me haya gustado del todo, pues tuvo sus altibajos. De pronto había momentos que uno entendía, no tanto por la información que se daba en pantalla, sino por ciertos aspectos de continuación que me sacaban de contexto. Vemos en principio a Sarah luchando por su vida y en pocos capítulos la vemos colaborar desde su casa con los tipos que están detrás de todo el numerito. Hubo cosas que se salían de la congruencia, como toda la parte de Alison y sus drogas más el entierro de cierto personaje en su cochera. O más raro aún en la que cambian de niña clon para el personaje de Helena en su flashback probablemente por cuestiones del lenguaje, lo cual resulta inverosímil. Detalles que no la hacen estar a la altura de las demás temporadas, quizá más cuidadas por el hecho de que esta quinta tenía que terminar por lo que hubo un forzamiento de las situaciones

Pero de todas formas siguió siendo entretenida y divertida. La actuación de Maslany siempre estaban impresionantes, sobre todo cuando sus personajes interactuaban entre sí. Es que de plano se te olvidaba que de pronto, en una escena de cinco clones, todas estaban interpretadas por la misma actriz. Así que el beat con el que sentía para marcar sus acciones siempre justo. No es que haya tenido un personaje en particular que marcó la serie, más bien fue el conjunto de personajes que enaltecen a la intérprete. Obviamente, los efectos visuales para logra todas las interacciones son impresionantes y debieron de ser tedioso para lograrlo. Pero bien ahí, donde un observa que hubo rigor.

En resumen, la quinta temporada de “Orphan Black” no fue la mejor de toda la serie, probablemente fue la menos afortunada de todas, pero sin duda le bastó para conseguir un final correcto. No fue una serie con argumentos fáciles para explicar al público y sobre todo representarlos en pantalla, pero gracias al buen trabajo de la actriz Tatiana Maslany pudieron salir adelante. Un buen final para una producción que se destacó en ciertas formas como los efecto visuales y la actuación bien desarrollada por una sóla intérprete, pero con sus fallas un tanto habituales cuando la historia se construye sobre la marcha. Con muchas fallas de continuación y tramas enredadas es evidente que tuvieron la mejor decisión de cortar aquí antes de que fuera demasiado tarde y todo se convirtiera en una trama sin pies ni cabeza. Afortunadamente hubo un buen final.

Leave a Reply

Your email address will not be published.