“Pasajeros”, un viaje largo

By December 25, 2016 Críticas No Comments

pasajeros-1

Es muy común que ciertos actores conocedores del éxito y la fama sean requeridos para protagonizar más películas. Esto para aprovechar su tirón con el público y convencerlos a que vayan a ver la película. Si repasamos el tiempo damos con algunos actores que pasaron por esta situación, como Kevin Costner, Mel Gibson o Bruce Willis, y que pasado su momento ya no logran protagonizar nada relevante.Todos ellos exitosos en su momento, pero que por dinero anduvieron ahí en una que otra cinta mediocre que los bajó poco a poco hasta el olvido del público. Hasta cierto punto es normal. Y ahora vemos que el momento lo tiene gente como Lupita Nyong’o, Chris Evans, Felicity Jones, Jennifer Lawrence y Chris Pratt. Son los dos últimos que protagonizan esta nueva película que llega a los cines. No será esta la que eche a perder sus carreras, pero está claro que “Pasajeros” (Passengers) parte de un inicio prometedor, quedándose en la promesa tras una aburrida aventura.

La cinta comienza con Jim despertándose en medio de un viaje espacial hacia una tierra prometida, por lo que al no poder dormirse otra vez morirá antes de que el viaje termine; hasta que despierta Aurora y ciertas dudas en cuanto al propósito del viaje aparecen en los protagonistas. Ciertamente, la película tiene un interesante inicio. Tiene estas premisa que a mí me gustan mucho porque pueden desarrollar arcos argumentales muy imaginativos y muy trascendentales en temática. Es este feeling tipo “2001: Odisea en el Espacio” (2001: A Space Odyssey, Stanley Kubrick, 1968) donde el tema de la humanidad y su alcance tecnológico están presentes. El problema es que la película no parece aprovechar ese camino, adentrándose a algunos temas muy superficiales y un tanto nebulosos.

Al aparecer el personaje de Lawrence, la película baja su ritmo estrepitosamente y no hay un elemento claro hacia dónde van las cosas. Vamos de momentos a otros como para tratar de explicar, pero cuáles son las motivaciones, qué es lo que hará y, a dónde van son cosas que no se alcanzan a comprender, o por lo menos no de una manera congruente y satisfactoria. Cuando uno piensa que está por ponerse buena la cosa (ya después de un buen rato sin hacer nada), el argumento se mete por lugares comunes, con muchos clichés donde la pareja no puede vivir separados, pero el sacrificio y luego el amor… total, vemos cosas muy estándar que no ayudan a coadyuvar la película. El objetivo final no se ve claro.

Técnicamente está bien. Tiene buenos efectos, interesante diseño de producción y la fotografía cumple muy bien (del Prieto). Visualmente está muy bien, hay mucho talento ahí, pero de nada sirve si la película no tiene alma. Algo raro porque Morten Tyldum viene de dirigir “El Código Enigma” (The Imitation Game, 2014) y aquí no propone nada. Parece ser que todo mundo participa por un buen cheque, haciendo cada uno sus cosas, pero no para algo en común. No estamos ante una obra que quiso trascender artísticamente, estamos ante un espectáculo predeterminado sin un sentido de conexión con el público.

Lamentablemente, “Pasajeros” podría considerarse como una película muy mediocre. No es mala porque hay elementos técnicos que están muy bien e, incluso, Pratt y Lawrence funcionan como pareja. Pero el guión y la dirección no son suficientemente fuertes para construir un relato trascendental. La película, que por momentos tiene algún guiño con un objetivo más profundo, se queda en el cliché de la aventurita. En esta cinta había tantas opciones a seguir, que parece que nunca se decidieron exclusivamente por una para desarrollarla, haciendo que uno se pregunte el porqué de su existencia. Sin alma, esta película quedará muy pronto en el olvido.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.