“Pee-Wee’s Big Holiday”, el show de las piñatas

By March 22, 2016 Críticas No Comments

pee wee 3

Hay programas y personajes míticos que desde que somos niños los podemos reconocer. En México, el caso más particular es el de Chabelo, pero también estaba Chespirito, Plaza Sésamo y más atrás Odisea Burbujas o el Tío Gamboín. De vez en cuando se cuela por ahí algún personaje infantil de otras partes del mundo, especialmente de Estados Unidos como Barney, pero raramente son conocidos fuera de sus fronteras. Es más o menos el caso de Pee-Wee, quien de no ser por Tim Burton que dirigió al personaje en su primera película, jamás hubiera tenido notoriedad más allá de su país. Ahora con una nostalgia tardía, “Pee-Wee’s Big Holiday” es una entretenida película de aventuras sólo y exclusivamente para los más pequeños.

Pero ojo, no es necesario poner al bebé de año y medio que no le va a entender. Además, hay momentos bien bizarros que una mente más adulta entendería mejor. Es decir, un adulto pudiera darle una connotación más madura que un niño de 7 años que lo verá de forma diferente y normal para su edad. Aclarando eso, la película no responde a un público mayoritario o familiar. Su objetivo es claro, y es entretener a los más pequeños. Y de alguna forma creo que lo consigue. No pudiera estar seguro de ello porque no vi la película con un chamaco a lado, pero creo que si yo tuviera la edad correspondiente podría pasarla muy bien. ¿Para los jóvenes y adultos es terrible? No, pero no tiene absolutamente nada de contenido para ese público. Se pudiera confundir ese detalle con la calidad cinematográfica, pero no es el caso. Simplemente hay que entender los enfoques.

pee wee 1

Dicho lo anterior, la película se caracteriza por ser demasiado simple, superficial si lo quieren ver de esa manera. Aunque el personaje de Pee-Wee podría parecer para la mente adulta como un gay tonto, para el infantil resulta un personaje carismático y buena onda. Eso sí, de pronto saca unas caras de miedito y no sabes hasta qué punto a los niños les laterá ciertas situaciones, pero ninguna que no sea apta para ellos. El personaje se mueve en una típica aventura de carretera donde aprenderá mucho de la vida haciendo nuevos amigos descubriendo el mundo (o Estados Unidos). Y hasta ahí es la película, no hay que buscarle más.

La cinta presenta moralejas y lecciones al final. Todo cargado con mucho positivismo, lo cual está bien para los niños. Al final es una película con un objetivo más educador y entretenido que otra cosa, similar a los shows de las fiestas infantiles, donde los personajes tienen que simular tener la misma mente inocente de los más pequeños. Como digo, desde un unto de vista adulto, absolutamente todo podrá parecer inverosímil y estúpido, pero creo que este tipo de contenidos es necesario que los niños lo disfruten.

En resumen, “Pee-Wee’s Big Holiday” es una película muy entretenida para los niños que no pasen los 10 años. Su objetivo es el sano entretenimiento con las debidas lecciones finales sobre la amistad y la fuerza de los corazones, o algo así. ¿Si mantiene la misma esencia del personaje creado hace casi 40 años? No sé, nunca lo vi. Lo que sí puedo comentar es que de alguna manera funciona para lo que está hecho. No es para todos obviamente, pero es necesario poner todo en su contexto para poder apreciarlo mejor.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.